• Regístrate
Estás leyendo: Se Comenta
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 14:58 Hoy

Se comenta

Se Comenta

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:Que el PRI realizará ahora el cambio de estrategia en el Estado de México al ser, en los próximos años, el partido opositor ante un gobierno de izquierda en el país. Recae ahora en el suelo estatal el bastión priista, pues representa el estado con mayor peso de estructura y número de militantes tricolores.

:Que mala señal ofreció Martha Hilda González Calderón al no estar presente durante la breve transmisión nocturna por redes sociales realizada ayer por los demás candidatos del PRI por Toluca. Pareciera que la priista avizoraba los resultados en la capital del país desde la mañana del domingo, pues fue la única que no se tomó la foto ni dió entrevistas después de su voto.

:Que los empresarios mexiquenses en general se mostraron cautos y, lejos de los viejos esquemas donde por descontado consideraban ganador a alguna expresión política, ayer en sus encuentros con la prensa estuvieron alentando el voto razonado y advirtiendo que ganara quien ganara, pedían que se cumplieran los compromisos con la población. 

:Que hasta el corte de ayer el conteo a nivel local seguía arrojando sorpresas que, aunque quizá hoy se reviertan o modifiquen, tenían muy nerviosos a más de uno, principalmente en los municipios emblemáticos del norte mexiquense, zona donde la hegemonía tricolor no ha variado sustancialmente en años. Entre hoy y mañana se verá de qué color pinta finalmente.

:Que a pesar de incorporar tecnología y tratar de eficientar los procesos, quedó muy claro con la experiencia de ayer, que las autoridades electorales se habían preparado “ a la antigüita”, sin hacer un cálculo real de la afluencia en puntos como las casillas especiales, donde ya habría que ir pensando en poner más de 750 boletas que nunca son suficientes, y en esta jornada menos que nunca.

:Que por otra parte, también se debería considerar alguna versión de voto digital, lo que además de hacer más práctico el procedimiento (y quizá evitaría esas filas kilométricas que desalientan el voto) podría aportar ciertas medidas de seguridad, evitar engorrosos procesos de conteo y hasta superar la “interpretación” de signos y frases plasmados en boletas de papel.

Otra cirugía mayor debería ser liberar algunos candados legales que el sospechosismo ha puesto a los aspirantes a cargos locales y que en este proceso hicieron que muchos de ellos, cautos por la férrea fiscalización, pasaran “de noche” entre el electorado, haciendo raquíticas campañas de casa en casa. Más que alcaldías o diputaciones, parecía que estaban buscando la jefatura de manzana.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.