• Regístrate
Estás leyendo: 2016-12-31
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 18:42 Hoy

Se comenta

2016-12-31

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:Que la militancia priista de pronto ha quedado desorientada. Acostumbrada a la férrea disciplina, a esperar con gran paciencia los tiempos y a no adelantar vísperas, ahora no sabe cuál es el camino a seguir con tanto aspirante suelto.

Algunos llevan años recorridos en esta labor y cuentan con un equipo consistente, robusto que lo mismo genera ideas para campañas en redes, que programas de gobierno o de alternativa; otros apenas recién empiezan y ni siquiera tienen al más elemental equipo de medios, así les irá.

:Que no es que sean adelantadas, pero por ejemplo la secretaria de Educación y senadora con licencia Ana Lilia Herrera Anzaldo; la actual diputada federal y secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Carolina Monroy Del Mazo, han sabido rodearse de gente valiosa que les asesora, les cuida las espaldas y les muestra siempre el mejor camino.

Igual puede decirse del diputado federal Carlos Iriarte Mercado, actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRI o también del diputado local Cruz Juvenal Roa Sánchez, presidente de la Junta de Coordinación Política, que han sabido armar un grupo compacto y talentoso de personas que les prestan valiosa ayuda a la hora de las decisiones y a la hora de saber dónde y cómo dar los tiros de precisión.

Pero en términos generales todos cuentan con gente que trabaja con ellos desde hace muchos años, que les conocen bien y disfrutan de su confianza; así podríamos hablar de Luis Enrique Miranda Nava, secretario de Desarrollo Social federal, del subsecretario de Desarrollo Social y Humano de esa misma dependencia, Javier García Bejos y del secretario de Salud del gobierno del Estado de México, César Nomar Gómez Monge.

:Que hay mucha diferencia entre presentar sus ambiciones, deseos o aspiraciones personales, como quieran llamarle y otra muy diferente tener posibilidades reales de acceder a la nominación de un partido por la gubernatura, máxime cuando se trata de una entidad tan compleja, tan heterogénea, como es el caso del Estado de México.

Por ejemplo, hay quienes apuestan doble contra sencillo a que todo está ya dispuesto en el caso del Movimiento de Regeneración Nacional, a favor de la diputada federal Delfina Gómez Álvarez, quien por cierto ya se estrenó en la moda de los espectaculares, pero no es así; Andrés Manuel López Obrador todavía coquetea con la posibilidad de que su candidato sea Alejandro Encinas Rodríguez. En caso de ser así pujaría para lograr una alianza electoral con el Partido de la Revolución Democrática y que incluyera también al Movimiento Ciudadano y al Partido del Trabajo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.