• Regístrate
Estás leyendo: El momento ¡Eureka!
Comparte esta noticia

Recomendación del experto

El momento ¡Eureka!

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Si no encuentras la solución a un problema, sientes que te falta inspiración, estás dando vueltas sobre la misma idea, te sientes presionado o estresado, salir a caminar, por un trote ligero o correr algunos buenos kilómetros, puede ayudarte a despejar la mente, relajar el cuerpo y concentrarte mejor al enfrentar una situación personal o de trabajo.

El momento Eureka es la forma en la que se ha definido al instante de inspiración en el que pensadores, científicos, filósofos y cualquier persona, encuentra la solución a un problema. El nombre quiere decir “lo he descubierto” en griego y proviene de la famosa anécdota del filósofo y científico Arquímides, que tomando un baño en una tina, resolvió la manera de medir la densidad de ciertos materiales a partir del volumen de agua que desplazan al ser sumergidos en agua. Tal fue su emoción que salió corriendo desnudo a la calle gritando: ¡Eureka! ¡Eureka!

Este momento de inspiración en el que “se nos prende el foco”, está relacionado con momentos en los que la mente está relajada, caminar o correr es una actividad que nos puede ayudar a ejercitar el cuerpo y la disciplina, pero sin duda también nos relaja, ya sea escuchando el sonido de nuestras pisadas en la grava, la tierra o el asfalto, el tiempo de nuestra respiración o bien escuchando nuestra música preferida, es un momento para conectarnos con nosotros mismos. Correr ayuda a tomar cierta distancia de un problema en específico, tomar perspectiva, esto lleva el nombre de pensamiento lateral, un método de resolución de problemas que propone aproximarse a una solución desde otro enfoque, uno no tradicional, lo que implica que inclusive haciendo una actividad que aparentemente no tiene nada que ver con el problema que enfrentamos, puede ayudarnos a elaborar una solución.

Muchas son las anécdotas de pensadores que se inspiraban caminando o inclusive que daban sus clases en paseos, como Aristóteles, las famosas caminatas a la montaña del filósofo alemán Friederich Nietzsche, hasta científicos como Nicola Tesla, que trazó en la tierra con un palo de madera el modelo de corriente alterna, mientras daba una caminata, o Albert Einstein que montaba su bicicleta en la que le vino la idea de la teoría de la relatividad.

Correr es una actividad que nos ayuda a liberar tensión y estrés. A veces nos sentimos abrumados por un problema y esto evita que podamos tomar decisiones o pensar claramente, en ocasiones relajarse y dejar fluir las ideas es una buena forma de buscar soluciones creativas a un problema.

NICOLÁS COVACEVICH
Psicoanalista
@redanalitica

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.