• Regístrate
Estás leyendo: Corriendo Corriendo por la vida
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 01:20 Hoy

Recomendación del experto

Corriendo Corriendo por la vida

Editoriales

Publicidad
Publicidad

A veces te cansas de la carrera que supone la vida, año con año has venido completando velozmente ciclos escolares, alcanzando metas laborales, redefiniendo tus relaciones personales, recalculando tus finanzas y no hay un letrero de meta a la vista, un reconocimiento por los esfuerzos diarios o un relevo que te permita recuperar tus fuerzas.

Entonces, un día comenzaste a correr de verdad, a mover tu cuerpo a todo galope como una forma de emparejarte con la vida, con su ritmo, su velocidad, de alcanzarla para comprenderla.

Y es que en un mundo donde nada permanece quieto, correr se vuelve una actividad que no solo mantiene tu cuerpo activo, sino que también pone a trabajar a tu mente. Siempre y cuando no se realice como un escape, se abre un espacio de tiempo sumamente valioso para llegar a la reflexión, a la autoconciencia y a las analogías con la vida.

Al realizar actividades físicas que permitan la escucha activa de la mente, se desvanecen uno a uno los pensamientos superficiales hasta llegar a las cuestiones más profundas como la toma de decisiones, la solución de problemas, la planeación de nuevos objetivos, jerarquizar tus motivaciones, etc.

Al proponértelo puedes también entrar en contacto con la experiencia directa: sentir el viento en tu cara, el sudor en tu cuerpo, escuchar el sonido de tus pasos, de tu respiración, sentir cómo se va elevando tu temperatura corporal, el ritmo de tu respiración, observar a los demás corredores, sentirte vivo.

De cosas pequeñas vas haciendo analogías que te ayudan a comprender mejor situaciones complejas y a acomodar el caótico mundo interno que requiere de tu atención para funcionar mejor.

Compruebas que correr es cansado, tal como en ocasiones lo es el ritmo de la vida, pero sabes que es una actividad que tú mismo has decidido repetir una y otra vez, ya que ahí sí podrás poner un inicio y un fin, reconocer y medir tus logros, vivenciar tu fuerza, tu capacidad de recorrer el camino, de vencer obstáculos, de llegar más lejos, de poder descansar siempre que lo necesites y de volver a comenzar con nuevas fuerzas.

PSICÓLOGA CECILIA ANDREU MERELES
www.ceciandreu.com
cecilia_andreu@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.