• Regístrate
Estás leyendo: 2015-09-10
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 11:50 Hoy

Palabra del lector

2015-09-10

Editoriales

Publicidad
Publicidad

¿No había mejores relevos en la Segob o es pago al PVEM?

De inmediato hubo pronunciamientos contra los nombramientos de Humberto Roque Villanueva y Arturo Escobar en la Segob, de los cuales el primero es famoso no por sus logros políticos, sino por la famosa Roqueseñal.

Del segundo se dice que cómo es posible que de ser detenido en un aeropuerto de Chiapas con un millón de dólares en efectivo haya pasado a prevenir el delito, sustituyendo a Roberto Campa, quien mostró mejor trabajo político.

Roque Villanueva se hizo famoso por su revanchismo al festejar en 1995 el aumento de 50 por ciento al Impuesto al Valor Agregado en la Cámara de Diputados, por la mayoría priista, en detrimento de la sociedad que siempre termina pagando los platos rotos por el mal manejo de la economía.

En cuanto al del PVEM, al parecer es un pago por el apoyo incondicional de este instituto al PRI, cuando se cuestiona su perfil como para ocupar el cargo encomendado.

Joel Manríquez, Estado de México


Deben recuperarse los salarios para contrarrestar la pobreza

De entrada se me hace justo el porcentaje de 61 previsto para gasto social, según el paquete económico para 2016 que entregó el secretario de Hacienda al Congreso de la Unión.

Sin embargo, ya reflexionando un poco, me surgieron dudas como ¿por qué no se disminuye notoriamente la pobreza? ¿Por qué algunos, como Vicente Fox, lo quieren hacer por decreto al cambiar solo los criterios para considerar quién es más pobre por diferencia de unos cuantos pesos?

Pero llegué a la conclusión de que ésta simple y sencillamente se acrecienta o en el mejor de los casos solo se contiene en algunos aspectos al destinar un gasto estratosférico que casi siempre ha resultado paliativo o placebo y quienes ganan más o se hacen más ricos son los burócratas que se encargan de ello.

La mejor solución es recuperar los salarios de la clase trabajadora, que cada sexenio pierden más poder adquisitivo ante las nuevas contrataciones sin prestaciones de por medio, cuando éstas se establecieron para compensar en algo la merma salarial.

Sebastián Mejorada, Distrito Federal


Me sorprenden los priistas con renuncia a autos y celulares

Teniendo un salario promedio de 120 mil pesos como diputados, me sorprende el líder de los priistas en San Lázaro, César Camacho, quien manifestó que declinaron usar vehículos y celulares que paga el Poder Legislativo, como muestra de que quieren ejercer con decoro y eficacia.

Esto se me hace demagogia, pues de solidarizarse realmente con la sociedad, deberían renunciar a todo gasto suntuoso, no solo a lo más fatuo.

Sin embargo, no solo los legisladores del PRI, sino todos los de las dos cámaras del Congreso de la Unión deben hacerlo. Además resulta ofensivo cuando ellos mismos terminan autorizándose aumentos desmedidos y bonos al final de su gestión.

La ley laboral debe aplicarse con el mismo rasero en todos los niveles, no solo en las empresas; los políticos deben regirse también por la nueva ley laboral que tanto pregonan como un logro que debe cumplirse a pie juntillas.

Melitón Mendoza, Distrito Federal

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.