• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 04:33 Hoy

Palabra del lector

2015-07-26

Editoriales

Publicidad
Publicidad

El STC Metro debe destinar vagones para padres con hijos

A la polémica del Metro debo incluir que los padres con hijos pequeños enfrentamos una situación difícil al viajar con ellos en este transporte en horas pico.

Los vagones de uso general van abarrotados y no podemos abordarlos con los menores, mientras en los últimos de cada tren cunde el libertinaje por ser conocidos como las cajitas felices, donde homosexuales no muestran pudor.

En los de preferencia para mujeres y personas de la tercera edad solo a veces se nos permite ir con niños, pues algunas veces nos indican que abordemos en la primera puerta del tren. Sin embargo, algunos oficiales se ponen muy prepotentes cuando intento pasar con mis hijos al principio de algún tren, aunque a vagoneros sí los dejan porque dan cuota.

El jueves pasado, el uniformado Sánchez amagó con golpearme en la estación Zapata porque le dije que entonces pusieran, sí, “un pinche vagón para padres con niños” y dijo que ese no era su problema y que no lo ofendiera, aunque a él no lo insulté, lo cual le aclaré y se puso en posición para tirar un golpe sin importarle los menores.

Ricardo Sánchez, Distrito Federal

Terminar con la pobreza, una utopía con una política salarial excluyente

En los años que tengo he visto cómo se ha deteriorado el poder adquisitivo, pues simplemente antes las familias, por muy pobres que fueran, eran en promedio de 12 miembros y les alcanzaba para muchas cosas más, independientemente de los datos del Coneval.

Ahora es raro, aunque no sorprendente, ver personas con varios hijos en estratos humildes y bien avenidos, pero solo los últimos pueden darse algún lujo como ir de vacaciones seguido o tener una buena alimentación.

Esto va en detrimento de la salud, pues, por ejemplo, ahora se consumen embutidos en exceso y de ahí que seamos un país con gran número de niños obesos o diabéticcos.

Pero más allá de eso, las mujeres se vieron obligadas a trabajar y a controlarse, más que para tener pocos hijos, para poder contribuir al sustento familiar y alimentar mejor a los que tienen, pero con la política salarial excluyente, ahora los mismos niños deben apoquinar.

Fausto Manríquez, Estado de México

Pide no festejar en caso de triunfo de la selección de futbol

El descuidado trabajo de la selección por parte del politico verde Piojo Herrera genera pena ajena, y más cuando se le allanó el camino hacia la final de la Copa Oro con penales inventados por los árbitros.

Al parecer los dueños del balón querían una final México-EU, que les redituara mayores ingresos que otros equipos por los múltiples factores como los derechos de transmisión y la publicidad.

Pero resulta que Jamaica dio la sorpresa al convertirse en verdugo de Estados Unidos y México estuvo a punto de ser eliminado, aunque Andrés Guardado tuvo que concretar los tiros de los 11 pasos por obligación.

En resumidas cuentas, nada tenemos que festejar si el Tri resulta campeón, pues eso solo le da en apariencia superioridad, cuando la realidad es que no ha podido ser categórico, o en tal caso había que ir a la glorieta del Ángel con bolsas de papel en la cabeza.

Joel Ruiz, Distrito Federal

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.