• Regístrate
Estás leyendo: Los correos del público
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 08:10 Hoy

Los correos del público

Publicidad
Publicidad

Elección priista

El Partido Revolucionario Institucional no encontró entre sus militantes a una persona honesta, con probidad, capacidad, liderazgo y carisma para que fuera su candidato a la presidencia de la república y echó mano de José Antonio Meade Kuribreña, un personaje que ha transitado por dos gobiernos federales, con el panista Felipe Calderón Hinojosa y con el priísta Enrique Peña Nieto. La herencia azul y tricolor la heredó de su tío abuelo Daniel Kuribreña quien fue uno de los fundadores del Partido Acción Nacional junto con Manuel Gómez Morín, y de su papá Dionisio Alfredo Meade y García de León quien fue diputado priista y subsecretario de enlace legislativo de la Secretaría de Gobernación con el panista Vicente Fox Quesada.

Aunque ya estaba más cantado que el himno nacional que Meade Kuribreña sería el abanderado del PRI, este partido ya lo presentó como quinceañera ante la sociedad electoral de este país. Al viejo estilo priista fue destapado por la figura presidencial para que los sectores de este partido le dieran su respaldo, es decir, que éste tuvo que pasar por los pasillos de la CTM, CNOP, CNC, y demás organizaciones adherentes a este instituto político, en donde los dirigentes de estas agrupaciones lo recibieron literalmente con matracas, pancartas, y mucha música, esto acompañado por las ya famosas y tradicionales tortas, tacos y aguas frescas que siempre se reparten en los eventos de este longevo y folclórico partido.

Aunque el propio Meade niega haber militado en algún partido político, en su primer mensaje como aspirante a la candidatura presidencial, mencionó que México le debe mucho al PRI, por todo lo que ha hecho este partido por el país, así o más priista, así o más queda bien con su ex jefe que con su dedo mágico lo designó.

Pero realmente Meade Kuribreña es el candidato que los tricolores creen que va a ganar la elección del 2018, y que con éste van a conservar la presidencia de la república, o solamente es un teatro más del sistema, o sea, que los que ostentan el verdadero poder político y económico en nuestro país le están poniendo un candidato a modo a Andrés Manuel López Obrador para que éste llegue sin problemas ni cuestionamientos a ocupar la silla presidencial. Porque aunque lo quieran presentar algunos como un candidato independiente, el pobre José Antonio va cargando como el pípila la gran losa con el emblema del PRI, y por otro lado, con el estigma de ser el principal impulsor y promotor del gasolinazo que la mayoría de los mexicanos todavía tiene muy presente, por mencionar solo dos ejemplos, los cuales por cierto, cuentan con un peso político de gran magnitud en su contra.

Por otro lado, el hecho de ir con la bandera del PRI, lo coloca como el candidato de la corrupción e impunidad, la cual no podrá sacudirse ni yendo a bailar a Chalma o realizándose una limpia con un brujo de Catemaco. De ahí que tenga un camino bastante complicado y sinuoso para llegar a ocupar la silla presidencial. O como diría mi abuela, ser candidato del PRI en este momento, más que un premio es todo un castigo ¿No lo creen?

Marcos Antonio Santoyo Bernal

* * *

Fax: 36 68 31 05
acentos.gdl@milenio.com
Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.