• Regístrate
Estás leyendo: 2018-04-11
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 22:59 Hoy

Los correos del público

2018-04-11

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Los indiferentes

Todo lo que pasa en nuestro entorno nos debe interesar, porque ignorarlo es aceptar que todo está bien. Eso sucede con un gran sector de la sociedad.

La injusticia social y económica, así como la corrupción e impunidad que tenemos por costumbre en nuestro país, debe de ser cuestionada. Pero esto no sucede en México, el común de los ciudadanos prefieren ser indiferentes ante estos males que históricamente hemos tenido en México.

Los malos gobiernos que han tenido el teje y maneje de este país, ha provocado que por falta de un reclamo social continúen ejerciendo estos antivalores. Si bien es cierto que un sector importante de la sociedad ya despertó, otros ciudadanos siguen dormidos, manifestando con este actuar una indiferencia, una pasividad y un conformismo que en nada abona al desarrollo de este país.

Antonio Gramsci decía: “Odio a los indiferentes. Creo que vivir significa tomar partido. No pueden existir quienes sean solamente hombres, extraños a la ciudad. Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes.

“La indiferencia opera con fuerza en la historia. Opera pasivamente, pero opera. Es inevitable, es lo que no se puede contar, es lo que altera los programas, lo que trastorna los planes mejor elaborados, es la materia bruta que se rebela contra la inteligencia y la estrangula. Vivo, soy partisano. Por eso odio a los que no toman partido, a los indiferentes”. Esto lo escribió Gramsci en 1917. Estas palabras, hoy más que nunca tienen vigencia en nuestro país, porque mucha gente continúa indiferente ante las injusticias y abusos de los gobernantes.

No se debe ser indiferente ante la problemática que se vive, no se debe de tolerar que los gobernantes continúen abusando de la generosidad que por muchos años han tenido los mexicanos con ellos. Ya se debe despertar y tomar acciones que permitan que esta sociedad sea cada vez más justa, porque de no hacerlo, seremos una sociedad mediocre y pasiva, que le heredaremos un futuro incierto y lleno de conflictos sociales a las futuras generaciones.

Lo peor que le puede pasar a un país es caer en la indiferencia social, que deja pasar todo, tolera todo, acepta sin reclamos, eso es cobardía como decía Gramsci. El no tomar partido, el no participar social y políticamente hace que el individuo quede en estado de indefensión y vulnerabilidad ante quienes controlan el poder, por eso se debe de tener una participación más activa ante los conflictos y problemas que se presenten cotidianamente, es decir, contar con una injerencia real en la elaboración de las políticas públicas que beneficien a las familias, las cuales son las células de una sociedad, recordemos que si a las familias les va bien, en consecuencia a la sociedad en su conjunto le irá bien.

Considero que es menester que los mexicanos se unan para contar con una mejor calidad de vida en todos los aspectos, dejar de ser indiferentes y participar en todos los planes y proyectos que se generen por parte de quienes gobiernan, esto debe de ser una prioridad para esta sociedad. O como diría mi abuela, la indiferencia nos debilita y nos hace vulnerables ante quienes nos gobiernan ¿No lo creen?

Marcos Antonio Santoyo Bernal

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.