• Regístrate
Estás leyendo: 2017-05-25
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 20:24 Hoy

Los correos del público

2017-05-25

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Nos mueve Peña

Según datos del Inegi en 2006, a la salida de Fox de la presidencia, 5.2 millones de personas ganaban más 5 salarios mínimos esto es alrededor de 12 mil pesos al mes, hoy solo 2.7 millones de personas están ganando eso, en 10 años desaparecieron la mitad de la clase media.

Este es un logro más del gobierno de Peña Nieto siempre Moviendo a México pero en reversa, esto es lo que han logrado aumentando más impuestos, aumentando la gasolina, entregando el país a empresas transnacionales, robando a manos llenas en la impunidad total. Promoviendo a México como el país de la mano de obra barata en lugar de aumentar competitividad, están haciendo a México un país de miserables dispuestos a vender su voto por hambre y así perpetuarse en el poder.
Edgar Ernesto López Carrillo


Crisis maestro-alumno

En cuanto a la vocación de maestro, es uno de los oficios más importantes, su misión es contribuir a construir buenos ciudadanos. Con el avance de los derechos humanos, el maestro ha perdido el poder que tenía, hasta golpeaban a los alumnos con la anuencia de los padres, existía la creencia que “el conocimiento con sangre entra”, lo sufrimos muchos sin poder denunciarlos. El poder, más que la autoridad era la manera de educar, no quedaba de otra que someternos. Afortunadamente hay buenos maestros esos que nacieron con vocación y que están orgullosos que sus alumnos los superen. Pero tenemos una crisis en la educación, la cultura se ha vuelto permisiva y se ha perdido el respeto a la autoridad, no es un problema solo en la educación es un problema de la sociedad. La misión del maestro es apropiarse de los conocimientos, compartirlos con los niños los privilegiados y los marginados. Con la pena, no todos son buenos maestros, tenemos mediocres y faltos de vocación y las condiciones de trabajo no son bien remuneradas, aceptan bajos salarios por necesidad. No es fácil educar en democracia, cuando venimos del autoritarismo y sufrimos tanta descomposición social. Muchos se preguntan; qué sentido tiene enseñar principios éticos y valores morales, a los niños y jóvenes para convivir en un mundo donde abundan los crímenes, la corrupción, la violencia, el narcotráfico y los políticos que roban y no son sancionados. No podemos cruzarnos de brazos y dejar que se intriguen más jóvenes a la delincuencia. Es necesario profesionalizar la educación, enseñarlos a pensar, hacer las clases más dinámicas, adecuarse a los tiempos. Niños y jóvenes están muy revolucionados con tantos estímulos, les cuesta concentrarse y mantener la atención. Se invierten muchos recursos en programas que no sirven de mucho. Los maestros no pueden ser juzgados solo por pasar una evaluación, también necesitan someterse a un trabajo terapéutico, el saber académico no es suficiente, son humanos y tienen traumas sin resolver, sus problemas personales los proyectan en los alumnos.

“La función de la educación es enseñar a pensar intensa y críticamente. Formar inteligencia y carácter, esa es la meta de la verdadera educación”.
Martin Luther King.

Rosa Chávez Cárdenas

* * *

Fax: 36 68 31 05
acentos.gdl@milenio.com
Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.