• Regístrate
Estás leyendo: 2016-11-09
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 02:17 Hoy

Los correos del público

2016-11-09

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Nepotismo

Cuando hablamos de nepotismo hoy en día nos referimos a la acción de posicionar a un familiar, amigo o conocido dentro de una organización. Para muchos es correcto, para otro incorrecto, en la actualidad no se tiene respuesta a esta controversia. En muchas de las empresas, no solo hablando de Pymes sino también de grandes organizaciones, se piensa que el nepotismo es una práctica favorable. Un estudio realizado por la Consultoría Factor Humano en el año 2012 asegura que más del 83 por ciento de las empresas utilizan el nepotismo como una práctica recurrente. Dentro de las empresas familiares encontramos que en este tipo de organización, se presenta una gran cantidad de casos, ya que no se tiene una estructura organizacional bien cimentada, por lo cual inciden en esta práctica. Si bien existen ventajas y desventajas, estás suelen reflejarse en beneficios favorables, pero en los peores casos contribuyen al fracaso de una empresa familiar. Las empresas se tienen que dar la oportunidad de seleccionar a personas con las habilidades necesarias para desempeñar el puesto requerido, antes de hacer uso del nepotismo, en caso de lo contrario se recomienda que el familiar o amigo que cubrirá ese cargo tenga las habilidades necesarias para el puesto, ya que de lo contrario el rumbo de la empresa puede verse en peligro por los malos manejos de este personal mal seleccionado.

Sandra Velasco y Daniel Pantoja

Escape

Apuesto dos a uno a que Javier Duarte, luego de varios meses o años de “persecución”, será localizado en un país, supongamos con el que se tiene acuerdo de extradición, y después de un largo litigio se le extraditará a México. En este país será exonerado porque el Ministerio Público y el juez no integraron bien el expediente, por desvanecimiento de pruebas o porque no había elementos. Este es el paradigma del sacrosanto estado de derecho a la mexicana, a la medida de corruptos, ladrones y prevaricadores, siempre y cuando pertenezcan a alguna mafia, porque si son luchadores sociales o ciudadanos de a pie, les será aplicada la ley a secas.

Gustavo Monterrubio Alfaro

¿Qué nos pedirían?

¿Sabes qué le pedirían adultos mayores? Reconóceme: Ya no soy la misma persona que conociste. Compréndeme: Mis procesos mentales, mi fortaleza física y mis capacidades para ver, escuchar y moverme se han deteriorado. Acéptame: Aunque sea mayor, cuando tú me evitas, no platicas conmigo, no me visitas, me niegas o no me aceptas, me siento muy mal y me deterioro más. Tolérame: A veces, producto de mi deterioro mental, digo y hago cosas que tal vez te desconciertan o te hacen sentir mal, pero créeme que nunca sería mi intención lastimarte y te sigo amando. Apóyame: En las condiciones en que me encuentro, te necesito como nunca para ejercer mis derechos y responsabilidades, y para ser feliz. Si lo haces, vivirás con una enorme satisfacción y les enseñarás a las personas que te rodean que se puede lograr que las y los adultos mayores pueden vivir con dignidad. ¡Busquemos la manera de convivir felizmente!

José de Jesús Gutiérrez Rodríguez

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.