• Regístrate
Estás leyendo: 2016-11-08
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 17:51 Hoy

Los correos del público

2016-11-08

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Obamacare

Se define indigencia de atención médica al estatus de personas enfermas o lesionadas sin recursos o seguro médico para pagar el costo de su tratamiento. Entre las naciones de la OCDE, Estados Unidos tiene la más importante proporción de personas con indigencia de atención médica*. Donald Trump prometió revocar el Obamacare, por el aumento medio de 25 por ciento en el costo de las primas de seguros para las personas en indigencia que previamente ocupaban los servicios del Medicaid (apoyo económico de atención médica a pobres) o Medicare (ayuda económica para las personas mayores de 65 años) a todas luces insuficientes, principal motivo para la reforma, y regresar al sistema basado en el libre mercado de seguros médicos porque según Trump, la reforma sanitaria ha sido un “desastre”. ¿Hay descontento con la política emblemática del presidente Barack Obama? Sí, y se explica por qué las compañías aseguradoras y los servicios discriminan en múltiples formas a los nuevos asegurados a pesar de que el costo de atención se financia con recursos federales con nuevas regulaciones –causa principal del enojo- a las establecidas en los mercados de seguros. No estoy seguro que Hillary Clinton quiera universalizar el Obamacare –que cuenta ya con 17 millones de afiliados de los 40 que había sin protección sanitaria- pues el programa no es de gratuidad total y al final depende del empleo y la voluntad de participar. De cualquier forma, la reforma ha tenido éxito parcial en disminuir la desigualdad en el acceso a la atención a la salud disminuyendo la indigencia de atención médica. Los servicios de atención a la salud no pueden autorregularse solo en base al mercado como propone Trump, pues son inelásticos (como dicen los economistas) pues la demanda supera siempre a la oferta escasa por su precio y ser financiados del bolsillo de sus afiliados; se requieren políticas públicas de redistribución económica para alcanzar a los excluidos mediante transferencias del estado. Como buen empresario capitalista decimonónico de dejar hacer dejar pasar, Trump no sabe que el mercado es cruel.

Durante el gobierno de Fox, se planteó que nuestra reforma sanitaria se hiciera ampliando la cobertura de la seguridad social (IMSS) aumentando el IVA para incluir a los derechocarecientes en un programa universal de atención. No se logró porque los poderes fácticos (sindicato del Seguro Social, sindicatos de trabajadores, léase CTM, patrones, etc.) se opusieron a una reforma de tal magnitud. El resultado fue el Seguro Popular (SP), que con sus asegunes estatales, como el financiamiento de Hospital Civil de Guadalajara, indica que las transferencias federales son “insuficientes” porque no hay rendición de cuentas del secretario de finanzas estatal, el SP, y aún del Director del nosocomio. Dos reformas en contextos diferentes sin haber alcanzado la universalidad, calidad y eficiencia en un servicio humano fundamental para mejorar la calidad de vida.

*Last M. John, A dictionary of Public Health, p. 230, Oxford University Press, 2007

Emilio Pérez Ramos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.