• Regístrate
Estás leyendo: 2016-11-07
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 20:21 Hoy

Los correos del público

2016-11-07

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Tendencias

MILENIO JALISCO presentó no los determinantes electorales para la próxima elección en Estados Unidos, sino las tendencias que el Pew Hispanic Center ha señalado en su página digital para ver el posible comportamiento electoral de la población hispánica. En el transcurso de 18 años –de 1988 a 2016- el crecimiento de esta población fue de 350 por ciento con derecho a votar hasta alcanzar 27.3 millones de personas elegibles en 2016. Contra lo que podríamos pensar, en 2012 salió a votar el 46 por ciento de ese universo que muchos esperan tenga un crecimiento importante de 60 por ciento de votantes contra un abstencionismo de 40 por ciento, aceptable a secas, para inclinar la balanza en favor de Clinton. Pero no podemos ser optimistas, ya que los millenials ante la pregunta ¿cuál partido considera usted más enfocado con los Hispanos/Latinos?, la repuesta de estos indecisos, que no observan diferencia entre demócratas y republicanos fue del 28 por ciento en 2016. ¿Simpatizantes de Bernie Sanders? Tampoco lo sabemos, aunque suponemos que el proyecto “igualitario” de Sanders, aceptado a medias por Hillary, no es indiferente para los hispanos. Desde luego, vemos que votar por Hillary conviene tanto aquí como a los mexicoamericanos, ya que la relación México-EU motivó un encuentro sobre los peligros de la coyuntura, de la crisis en la democracia americana en el Colegio de México, donde se analizaron tópicos de mucha pertinencia y relevancia en el ámbito económico y social; no se tocó la relación entre México y los mexicoamericanos, ya que no se invitó a los académicos del Colegio de la Frontera Norte o bien, porque todavía estamos lejos de entendernos culturalmente. Pienso que los insultos de Trump dolieron aquí y allá, y esto debe motivarnos para encontrar los vasos comunicantes donde la cultura mexicoamericana encuentre un lugar en este lado mexicano.

Emilio Pérez Ramos

Delincuencia

Quien crea que la terrible delincuencia que padecemos en gran parte se debe al crimen organizado está equivocado. El núcleo del problema se encuentra en la inequidad, en una estructura de privilegios, corrupción e impunidad mantenidos por el gobierno, que impide repartir los bienes en forma proporcional al esfuerzo invertido para crearlos. Los bienes y oportunidades que producimos todos los mexicanos solo le llegan a algunos. Si hubiera un poco de equidad en su reparto, el salario mínimo hubiese crecido en proporción semejante a lo que ha crecido la riqueza del país, pero la riqueza de México ha crecido más de 10 veces desde 1960, fecha en la que el salario mínimo le alcanzaba a un padre para sostener a su familia ; en cambio hoy el mínimo no alcanza para nada y obliga a todos los miembros de la familia a “trabajar”, en forma lícita o ilícita, y el colmo, ni siquiera los castigos se imparten en forma equitativa al daño causado; pues hay castigos para los que delinquen para comer, y sus delitos se consideran “graves” y se les sanciona y reprime enérgica y brutalmente; y hay delitos “no graves” para los que acaparan bienes especulativa o ilegalmente y cancelan oportunidades, o sea delincuentes de cuello blanco. Hay que recordar que la delincuencia aumenta en la medida que aumenta la miseria.

Francisco V.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.