• Regístrate
Estás leyendo: 2016-10-04
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 04:51 Hoy

Los correos del público

2016-10-04

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Marcha

El pasado 10 de septiembre marcharon, según Protección Civil, 60 mil vestidos de blanco desde la glorieta Minerva hasta Chapultepec, convocados por el Frente Nacional por la Familia. Marcharon de buena fe, pero con engaños, el argumento contra la iniciativa presidencial que legalizaría las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo y el otro argumento para asustar a los padres de familia. Dicen que el gobierno apoyado por la ONU quiere imponer la “ideología de género”, es decir que el niño elija si quiere ser niño o niña, que ya no habrá restricción para entrar a baños para hombres y mujeres y que los niños menores puedan tener relaciones con un adulto. Hacen creer que los padres, el Estado, la Secretaría de Salud y hasta los médicos nos vamos a dejar llevar con las preferencias de los niños. Que tu hija se realice tratamientos médicos sin aprobación y/o conocimiento de los padres, a partir de los 13 años. Que vistan a niños (as) desde el preescolar con ropa del género opuesto para que elijan ser niño o niña, y si los padres se niegan se utilice la fuerza pública, si la escuela se niega pierda el registro y hasta el maestro pierda su empleo. Este fanatismo da a entender que lo que quisieran es acabar con el Estado laico. El movimiento tiene sus orígenes en la Organización Nacional para el Matrimonio. Organización política y religiosa estadunidense cuyo objetivo es oponerse a la legalización de la unión entre personas del mismo sexo. La Conapred ya emitió un pronunciamiento. El Estado mexicano reconoce a la familia como realidad social, incluyendo todas las formas y manifestaciones que de ella existen en la sociedad y el derecho de todas las personas al matrimonio sin discriminación. Son preocupantes tantos prejuicios y falta de tolerancia. El Ministro Zaldívar dijo que el derecho a contraer matrimonio está aprobado por la Suprema Corte, como un derecho fundamental. Ojalá siguieran unidos contra los problemas sociales que tenemos: la inseguridad, la corrupción, los desaparecidos, la impunidad, la drogadicción, y tantos embarazos en las niñas por falta de una educación sexual. Como dijo Borges: “ayer era inteligente y quería cambiar al mundo, hoy soy sabio y me cambio a mí mismo”.

Rosa Chávez Cárdenas

Incluyente

La Marcha por la Familia fue una marcha incluyente, sin rechazar a nadie, ni promover odios, fue una marcha en defensa por los niños que merecen lo mejor para su desarrollo, el cual solo puede darse dentro de una familia con figura materna y paterna que les provean seguridad e identidad. La marcha fue para proteger la célula de la sociedad que es la familia, donde se origina lo bueno y lo malo. Hay respeto a las minorías, se les acepta con sus diferencias, incluso podemos luchar juntos para que se les respeten y que se les reconozcan sus derechos de convivencia, pero no para confundir términos y revolver la ley afectando a inocentes, tal como hizo Cristo se acepta incondicionalmente a la persona, se critican acciones, la gente de la marcha no está en contra de nadie, lo que se critica es el acto de cambiar leyes que perjudican a los niños y a la sociedad en su conjunto, la lucha es por ellos y el bienestar de todos.

Roberto Domínguez Hernández

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.