• Regístrate
Estás leyendo: 2016-07-15
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 14:48 Hoy

Los correos del público

2016-07-15

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Células madre

La revista estadounidense New England en su edición en línea del 22 de junio 2016, pública el caso de un paciente de 66 años que viajó a China, Argentina y México para atenderse en clínicas comerciales de células madre. Tenía secuelas de una embolia. Ahí le administraron en la espina dorsal células madre. Posteriormente es atendido en Estados Unidos (Boston), por parálisis de las cuatro extremidades. Los estudios revelaron crecimiento de un tejido maligno con un índice de proliferación alto. No fue posible clasificarlo (glioma maligno con crecimiento vascular).

Estudiaron más de 300 genes asociados a cáncer y no identificaron a ninguno. Recibió radioterapia local, mejoró del dolor de espalda, el tamaño del tumor disminuyó y ya movilizaba la pierna derecha. Los autores señalan que el "turismo de células madre" responde a la publicidad engañosa difundida en todo el mundo. Las clínicas operan en países con regulación sanitaria mínima o inexistente en este tema.

Es importante advertir a la población que la terapia con células madre es de tipo experimental. Es un tejido con alta capacidad de crecimiento y conlleva riesgos. Algunos investigadores administran células madre en una fase específica del ciclo celular (post mitótica). Hago un llamado a las autoridades locales y federales para que coordinen esfuerzos y realicen visitas de inspección a establecimientos que ofrecen terapias con células madre, que investiguen sus protocolos y verifiquen si su licencia sanitaria los autoriza a recolectar, conservar y administrar células madre. A quienes administran plasma rico en plaquetas con fines estéticos los invito a publicar su experiencia en revistas especializadas; dejando atrás dichos y anécdotas de los usuarios como prueba de efectividad de los tratamientos. La población debe cuidarse de la publicidad engañosa y si deciden someterse a terapias experimentales, recomiendo buscar opciones avaladas por universidades o colegios de profesionistas.
José Rodríguez-Carrillo


Democracia

Con respecto a la opinión expresada por Víctor Olarra López. La democracia, entendida sólo como el sufragio y el respeto a la opinión de la mayoría, no funciona. La democracia existe cuando todos, así sea una minoría de uno, están representados, son protegidos por la ley, y tienen los mismos derechos y obligaciones, sin privilegios ni discriminaciones. El matrimonio igualitario no le está siendo impuesto a nadie; usted va a seguir pensando igual, defendiendo lo mismo y odiando lo mismo que el día de ayer. A usted ningún derecho le está siendo negado ni restringido. Se le está reconociendo un derecho a otros. El matrimonio civil nunca debió llamarse matrimonio, es un contrato de convivencia conyugal. Los reformadores lo llamaron matrimonio para que fuera aceptado. Un contrato de convivencia conyugal da lo mismo si es entre heterosexuales que entre homosexuales. ¿Su opinión es que ninguna pareja homosexual puede criar un niño? Esa es una generalización tan peligrosa como asegurar que todas las parejas heterosexuales pueden hacerlo. La mayoría democrática no tiene en automático la razón; todos nuestros grandes avances como especie se lograron por personas que se opusieron a la opinión de la mayoría. La verdad es la verdad aunque sólo una persona pueda verla. La opinión mayoritaria necesita ser libre, consciente e informada. Los países más democráticos del mundo, atendiendo a lo anterior, son los escandinavos, que tienen de pocos a ningún problema con la comunidad LGBT.
Héctor Javier Viveros Reyes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.