• Regístrate
Estás leyendo: 2016-06-24
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 04:42 Hoy

Los correos del público

2016-06-24

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Chivas

Un director técnico de futbol tiene muchas facetas, los mejores son los que dominan todas o por lo menos tienen un buen equilibrio en cada una de ellas. Por ejemplo, el entrenador de Las Chivas Matías Almeyda, es bueno manejando a la gente formando grupos unidos, también sabe elegir la mejor formación de acuerdo a las capacidades, pero su gran falla es a la hora de hacer los cambios: no los hace ni en tiempo, ni en forma, en vez de mejorar, con cada cambio el equipo empeora.

Lo peor es que parece no aprender de sus errores. Por ejemplo, durante toda la temporada sacaba a un defensa carrilero como Edwin Hernández, el Dedos López o Jesús Sánchez para bajar a un delantero, por ejemplo, de Cisneros para a hacer la labor de esos defensas; como resultado la defensa se debilitaba y no ganaba nada a la ofensiva, así los eliminaron de la copa y así perdieron muchos partidos.

En el segundo juego del América los cambios de Almeyda fueron un desastre. Empezaron bien, como siempre metieron el gol que los ponía dos goles arriba y hasta los jugadores de Chivas parecían sorprendidos, no sabían qué hacer; después de eso fallaban cada pase y el América con muy poco les empató, quedó claro que no estaban mentalizados para el triunfo. Aún teniendo ventaja, Chivas seguía atacando como desesperado, el gol lo recibieron en un contragolpe, lo peor fueron los cambios. Quién les dirá que de nada sirve meter un montón de delanteros si no hay quién recupere la bola para mandarles balones, era más fácil que América metiera el tercero que Chivas el segundo. Si ya firmaron por cinco años a Almeyda, por lo menos que le contraten un ayudante que sepa hacer cambios.
Mauricio Cerna Bustamante


Democracia violada

Es curioso cómo funciona la democracia en el mundo, pareciera que solo es un método para legitimar gobernantes y legisladores que terminan haciendo lo que les da su regalada gana y no lo que pide la mayoría que los votó en las urnas, elegir a nuestros gobernantes nos da la sensación de que elegimos algo libremente, pero al final de nada sirve.

Un ejemplo muy actual, el matrimonio gay ha sido impuesto por sobre la democracia, una inmensa mayoría está en contra de llamar matrimonio a una simple unión de personas del mismo sexo porque evidentemente no son lo mismo, ni pueden procrear, ni le pueden dar las condiciones idóneas para la crianza de un niño. Pero como es mandato de las organizaciones mundiales para imponerlo, han violado la democracia utilizando a un grupo de leguleyos a su servicio llamados suprema corte y así pasar sobre las mayorías democráticas.

La democracia es una mera fachada con que se llenan la boca naciones como Estados Unidos, pero en realidad solo es un pretexto para someter países a su antojo, dividiendo y pulverizando el poder del estado dejándolos a merced de las corporaciones y organismos internacionales. Cuando les conviene tienen de socios a países sin democracia como Arabia Saudita, China, entre otros, cuando no les conviene es pretexto para invadir o aplicar sanciones como en Cuba y muchos países donde gobierna la izquierda. Así las cosas, la democracia solo la usan cuando les conviene.
Víctor Olarra López

* * *

Fax:36 68 31 05
acentos.gdl@milenio.com
Calzada del Águila 81-Z, Colonia Moderna CP 44190, Guadalajara, Jal.
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.