• Regístrate
Estás leyendo: 2016-01-27
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:44 Hoy

Los correos del público

2016-01-27

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Aclaración

Respecto a la nota “Universitarios acríticos, la generación del celular: investigador del Iteso” (25 de enero de 2016) aclaro que no hace justicia a los hallazgos de nuestro proyecto de investigación.

El texto ensambla frases e ideas dichas en diferentes momentos de la charla y argumenta que nuestra investigación ha llegado a la conclusión de que el uso de la tecnología de los smartphones es negativa. Esto, además de ser falso es irresponsable. Afirma que se crea dependencia en las personas y las vuelve acríticas, cosa que no dije. Lo que señalé es que puede ser uno de los riesgos mayores de la confianza ciega en cualquier tecnología. La reportera lo plantea como una afirmación y un hecho problemático que ya sucede, cosa que no es correcta.

La nota también dice que nuestra investigación encontró que 100 por ciento de los participantes desconoce los alcances del uso desmedido de la tecnología, provoca dependencia, daña las relaciones personales, crea modelos aspiracionales no relacionales y cambia incluso la postura corporal. Cualquiera que sepa de investigación se horrorizaría con una afirmación de este tipo.

Nuestra postura es que el smartphone es una herramienta y como tal debe entenderse; es neutra y puede tener muchos usos. De ahí la metáfora sobre el uso de los cuchillos.

En el antepenúltimo párrafo en el que se afirma que no se le ha encontrado un factor positivo o una utilidad en la formación escolar. Esta frase refleja una gran falsedad; hemos encontrado que los teléfonos celulares provocan infinidad de aprendizajes y es por ello que necesitamos seguir estudiando el fenómeno. Les invitamos a conocer los resultados de la primera fase del proyecto y a acercarse a la segunda, que está teniendo lugar este semestre de primavera 2016, para comprender el impacto de las nuevas tecnologías en el aprendizaje.

Juan Carlos Silas Casillas, académico del Departamento de Psicología, Educación y Salud del ITESO

Reforma languidece

Miércoles 20 de enero, 2016. Apenas iniciada la jornada escolar la maestra es llamada a la dirección. La esperan la directora, el subdirector, el delegado sindical y el supervisor, quien le informa que lleva un oficio, la última notificación reprogramando su examen para el sábado, signado por el Srio. de educación Lic. Francisco Ayón. La maestra le dice que no firmará; le amenaza con levantarle un acta circunstanciada en presencia de los testigos de cargo. La maestra palidece, pero se niega. El delegado sindical y el subdirector le insisten que es su última oportunidad, que si se niega el cese es automático. La maestra voltea a la puerta; está cerrada; se siente acorralada, pero se sigue negando. La directora le amenaza con no permitirle entrar a la escuela si no firma y se presenta al examen; el supervisor agrega que está autorizado a avalar esa decisión. La maestra se estremece, quiere irse, pero se siente secuestrada en esa oficina. Durante otros 30 minutos sigue recibiendo presión. Este fue el procedimiento estándar usado contra los maestros de Jalisco en resistencia contra la Reforma Educativa y la Punitiva Evaluación para “convencernos” de presentarnos al examen del pasado 23 de Enero. Ya no fueron las inútiles amenazas a distancia, ahora sacaron a los docentes de su aula para meterlos a una oficina donde fueron hostigados y acosados por sus superiores. Pero ni con amenazas y mentiras lograron vencer la resistencia de la mayoría. ¡La Reforma Educativa languidece. La sepultaremos!

Mtra. Silvia E. Arévalo Gutiérrez

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.