• Regístrate
Estás leyendo: 2016-03-22
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 06:32 Hoy

Garra de León

2016-03-22

Editoriales

Publicidad
Publicidad

:El Estadio León paga menos renta que una casa, que un departamento en un fraccionamiento residencial y que incluso un local de una plaza comercial. Son apenas 13 mil pesos lo que entregan al Municipio mensualmente por usar el Estadio que hasta que se diga lo contrario en los tribunales, es un bien público que la administración municipal les renta.

:De acuerdo a un contrato que el Municipio y el Estadio firmaron en agosto del 2012, la renta sería de 108 mil pesos. Pero agregaron en una cláusula que por la inversión que los administradores hacen al Municipio, el gobierno pagará 95 mil pesos y los 13 mil pesos restantes los solventarán los administradores.

:Solo que los administradores de Grupo Pachuca han declarado que no invierten en mejoras en el Estadio porque tienen la incertidumbre de quién terminará ganando el juicio por el Nou Camp, si Roberto Zermeño y Héctor González, o se mantendrá en manos del Municipio.

:Entonces ni se arriesgan en invertir ni pagan la totalidad de la renta que deberían. La cantidad parece un chiste, 13 mil pesos no lo paga ni un locatario de una plaza comercial en León.

:Así que por órdenes de la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato, el Municipio deberá arreglar ese contrato. Estipular una renta fija, no intervenir en el pago y vigilar que los administrativos del Estadio lo paguen como se acordó. Esto no significa precisamente que se les vaya a imponer un monto mucho mayor al que ahora pagan. En realidad si el Gobierno Municipal quiere, podría solo estipular en el nuevo contrato que el monto total es de 13 mil pesos y asunto arreglado. Aunque habría que ver las complicaciones que esto trae de acuerdo a la magnitud del inmueble. Ya veremos cómo es que la administración del panista Héctor López Santillana endereza lo que se acordó en la administración de Ricardo Sheffield y se mantuvo en la de Bárbara Botello.

:Los panistas coinciden en cuanto a las observaciones de esta auditoría, que en gran medida el problema fue que los funcionarios de la administración de Bárbara Botello no entregó lo que los auditores requerían y lo dejaron pasar. Al menos así también lo indica el propio documento, por ejemplo, en este caso del Estadio.

:El documento señala que solicitó al tesorero en funciones el 29 de noviembre de 2013 que se mostrara si se realizó o no dicho contrato de arrendamiento. Aunque la auditoría no menciona nombres de funcionarios en este punto, sería el priista Roberto Pesquera quien tenía en ese momento a su cargo la Tesorería Municipal. ¿No quiso Pesquera Vargas mostrar los documentos o en realidad la administración priista no los tenía porque en el gobierno del PAN no se elaboraron? El tema es complejo.

:Otro ejemplo claro de esto, es el de la regidora Ana María Esquivel que ya mostró las pruebas de que la aparente irregularidad en la que la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato señala al periodo en que ella estuvo al frente del DIF, en realidad no es como la autoridad lo determina. Dicen que no se hizo una obra que en realidad sí está, y que se pagó por algo que no se realizó cuando incluso está hasta en funciones. ¿Qué pasó? ¿Los auditores no hicieron bien su trabajo? ¿La administración barbarista fue negligente como lo dijo Ricardo Sheffield? ¿O de plano ‘alguien’ desapareció documentos? Son especulaciones que solo los auditores deberán determinar.

:Por lo pronto si la estrategia que tiene la panista para exigir que se corrija la observación le funciona, que es hacer un peritaje particular a la obra y presentarla como prueba a la Contraloría, su gestión al frente del DIF quedaría librada de este punto y no se le fincaría ninguna responsabilidad, por el simple hecho de que hay un error en las acusaciones. Alguien no hizo lo que le tocaba.

* * *

Si él lo dice

En el operativo del viernes pasado, 11 de la noche y niños de 6 años en la calle sin ninguna supervisión ¿Qué hace un niño de seis, siete, ocho años a las 11 de la noche o a la una de la mañana? Si los padres no pueden colaborar en lo que les corresponde, manteniendo el respeto y la autoridad sobre sus hijos, entonces es claro que no se va a resolver esto solo con la intervención de la Policía, se requieren los ciudadanos”.
Héctor López Santillana, alcalde de León

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.