• Regístrate
Estás leyendo: 2016-05-21
Comparte esta noticia

Función Sabatina

2016-05-21

Editoriales

Publicidad
Publicidad

LA ESTELAR

Sergio Otal Lobo vs. Carlos Delgado Padilla

Buen round se aventaron esta semana los regidores del PRI encabezados por Sergio Otal Lobo, quienes pidieron la cabeza del colaborador del alcalde Enrique Alfaro, Carlos Delgado Padilla, por considerar que existía conflicto de interés entre las empresas de las que fue socio El Weren hoy contratadas por el Ayuntamiento tapatío. Los golpes lanzados por la oposición parece que le hicieron lo que el viento a Juárez, pues con Alfaro de mánager regresó sano y salvo a su esquina.


***

Último Round

Juez y parte

Ahora resulta que lo que en su momento fue un escándalo cuando se nombró a Juan Carlos Uranga como director de obras públicas de Guadalajara y se le acusó de ser juez y parte, no aplica para el Consejo de la Judicatura donde los naranja, léase el grupo afín al alcalde de Guadalajara Enrique Alfaro, nombraron consejero a Eduardo Moel Modiano, quien es socio del despacho, Lazo -Villa-Moel-García con especialidad en litigio ante los jueces que él mismo supervisará. Surge la duda si la justicia será ciega en los casos en que intervengan sus socios, por aquello del conflicto de interés. Se dice que la cercanía de Moel con el primer edil tapatío es tan estrecha como que es abogado de la familia. Pero más allá de ello, el nombre de Eduardo Moel Modiano sigue apareciendo como socio del Área Administrativa y Fiscal de la firma antes citada, lo cual entre propios y extraños hace demasiado ruido.


Oralidad

Faltan exactamente 10 días para que entren en vigor los juicios orales en el estado de Jalisco y a marchas forzadas se están terminando los últimos trabajos de infraestructura que la nueva modalidad de impartición de justicia exige. Ahora sí juran y perjuran que se cumplirá con el plazo prometido por sobre todas las cosas, sin embargo nos quedan algunas dudas por resolver. ¿Ya se tiene el presupuesto y personal necesario para ello? puesto que uno de los grandes inconvenientes es que hubo fuerte exigencia para que el Poder Judicial se alineara a los planes del Ejecutivo, pero el presupuesto del 2016 no fue lo que esperaban los jueces y magistrados. Ya veremos si el asunto de los dineros no termina convirtiéndose en la piedra en el zapato de la oralidad.


Casualidad

No es que andemos de desconfiados, pero llamó poderosamente la atención que casualmente antes de que se destapara la cloaca de los centros de rehabilitación en el estado ya se estuviera trabajando en un reglamento y ya se tuviera un censo detallado del número de centros que operaban en la entidad, pero que nadie hiciera algo hasta que una mujer desesperada porque no podía ver a su hijo puso una denuncia ante la Fiscalía que desencadenó la historia que hoy ya conocemos. No es que dudemos de la capacidad del estado para ver cómo regular dichos centros, el problema es que ahora dicen que se conocía el entuerto, pero nadie lo deshizo.


Les valió

Además a las autoridades les causó más preocupación que se pusiera en entredicho la efectividad del sistema Vigía que supervisa a los albergues (aseguran que no a los de adictos) que las condiciones de abandono institucional en que estos sobreviven. Mínimo de ceguera institucional, porque nadie vio nada que ameritara su clausura. El albergue Despertar Espiritual tiene al menos ocho años operando y tres verificaciones de 2010 a 2015, con llamados a misa para corregirse y multas irrisorias. Ahora prometen que sí los van a corregir. También, hasta ahora reconocen que a los verificadores les niegan el ingreso y son agredidos cuando van a inspeccionar, pero no se reaccionaba. Así, pues cómo.


Enfoques

Al que no le fue nada bien durante la transmisión en vivo de una rueda de prensa, fue al fiscal central, Rafael Castellanos, que en dos ocasiones se equivocó en la lectura de un caso de secuestro y dejó escapar una breve risa, situación que los que seguían la transmisión recriminaron, pidieron seriedad por parte del funcionario y criticaron el hecho. Lo peor es que el errorcito que le causó gracia fue haber confundido que mataron a la víctima cuando lo que debió decir fue que la secuestraron, y el otro momento fue cuando narró que los plagiarios pidieron un rescate de 10 millones de pesos y terminaron bajándose a 188 mil pesos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.