• Regístrate
Estás leyendo: Y lo que sigue es… administrar
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 10:09 Hoy

5 Wolsey Road

Y lo que sigue es… administrar

Edgar Salomón Escorza

Publicidad
Publicidad

Este año sin duda ha sido trascendental para la historia de nuestro país, en el Congreso general se legislaron cambios constitucionales en temas como: energía, telecomunicaciones, educación, hacienda y justicia. Entre las reformas más importantes está la energética que el pasado 11 de agosto quedó plasmada la promulgación de las leyes secundarias.

Pero y ¿ahora que sigue? Bajo un esquema sencillo que explica el ciclo de las políticas públicas, determinamos tres fases: el diseño de la política, la implementación de éstas y por último la evaluación de los resultados; si utilizáramos este sencillo ciclo nos daremos cuenta que las reformas estructurales han pasado del Diseño a su Implementación.

Es por ello que ahora el gran reto es administrar las reformas, lograr que las instituciones del estado logren materializarlas y aterrizarlas para beneficio de toda la sociedad mexicana. El propio secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ya planteó un pronóstico de ellas a corto plazo, y esto al asegurar, que el crecimiento de este año será del 2.7%, cifra que el propio gobernador del Banco de México Agustín Carstens prevé como posible.

En este sentido y con objetivos ya definidos, lo que aplica y lo que viene es, una Nueva Estrategia. Toca el turno a los tecnócratas con capacidad para aplicar e implementar, lo que las reformas aprobadas pretenden: crecimiento, empleo y mejor calidad de vida para todos los mexicanos. Esto deberá partir desde la reforma energética que de manera obligada deberá mostrar que sí funciona.

Sin duda alguna no es un trabajo menor, el manejo que se llevó a cabo en la esfera política tendrá que ser superado por el trabajo que se deberá llevar a cabo en la esfera de la administración, la eficiente operación técnica en la implementación de las reformas deberá ser encaminada a obtener resultados inmediatos. Si bien es cierto que los resultados totales se verán a largo plazo, determinado por algunos actores a un periodo de 4 a 10 años, no debemos perder de vista dos momentos fundamentales, sobre todo porque forman parte de la agenda estratégica del gobierno federal el año 2015 y el 2018, es por ello que la eficiente implementación y administración de las reformas en el corto plazo definirá el espectro de los próximos escenario electorales.

A partir de la aprobación de las reformas, se encuentran, en la agenda del presidente deadlines sumado a ellos, el claro objetivo de lograr que los miembros del Gabinete legal y ampliado y sus respectivos equipos logren en el corto plazo el mayor número de acciones socialmente aceptables que deberán demostrar que el cambio valió la pena.

escorza7@gmail

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.