• Regístrate
Estás leyendo: Juegos olímpicos: juegos mentales
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 15:33 Hoy

Intimidades colectivas

Juegos olímpicos: juegos mentales

Edgar Salinas Uribe

Publicidad
Publicidad

¿Qué es un segundo en la vida de cada persona? A mí me tomó más de ese tiempo escribir la pregunta y a los mejores atletas del mundo puede tomarles años el reducir en un segundo su desempeño en las pistas o en las albercas, por ejemplo.

Los juegos olímpicos son una ventana que nos permite poner en perspectiva al tiempo, pero también a las fronteras del cuerpo humano.

La diferencia entre lo más destacado en la historia de la humanidad y el resto puede deberse a un segundo, a dos centímetros, a tres centésimas, o a un minuto. Pero lograr ese segundo, centímetro, centésima o minuto clave pudo haber implicado miles de horas de práctica, tecnología aplicada y una fortaleza mental extraordinaria.

No es sencillo bajar ese segundo o minuto. Piénsese, como ejemplo, que hay récords olímpicos que tienen más de diez, veinte y hasta treinta años sin ser superados. Y para hacerlo solo sería necesario un segundo menos, unas centésimas incluso… o un centímetro más a aquellas disciplinas de longitud.

La tecnología aplicada al deporte (ropa, accesorios, nutrición, entrenamiento, etc.) ha impulsado la conquista de nuevas mejores marcas. Pero hay un elemento invisible que parece el fundamental para que los cuerpos alcancen su máximo potencial y la tecnología su mejor efecto: la psicología del atleta.

Roger Bannister impuso la mejor marca en distancia de una milla, hasta entonces, a mediados de los cincuenta. Hizo un tiempo inédito por debajo de los cuatro minutos. Su hazaña, llevada al cine y a las letras, ha inspirado a miles de corredores y quizá ha sido la influencia angular de todas las campañas publicitarias de las marcas deportivas.

Con su mente disciplinada por la medicina, y rodeado de un equipo de trabajo, Bannister entrenó pensando en lograr el récord. Todo se consideró: viento, temperatura, humedad, tenis, descanso, alimentación…

El 6 de mayo de 1954 pese a lo adverso de las condiciones climáticas, Bannister fue el primer hombre en correr la milla por abajo de cuatro minutos. Una vez logrado ese récord, el héroe de la milla declaró que había sido más difícil de lo que creía pero que todo era un tema de psicología.

Así que, quizá, la centésima menos, el segundo necesario de bajar o ese centímetro requerido sólo puede ser brindado al atleta por su psicología.



twitter.com/letrasalaire

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.