• Regístrate
Estás leyendo: Estocada a la tauromaquia por gobierno de Coahuila
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 19:41 Hoy

Intimidades colectivas

Estocada a la tauromaquia por gobierno de Coahuila

Edgar Salinas Uribe

Publicidad
Publicidad

Retomo parte de un texto que publiqué aquí mismo hace años: Se dice tauromaquia, pero yo crecí emocionado por la tauromagia. Y así prefiero nombrarla. Ninguno de mis gustos ha sido tan severamente cuestionado-y respetado- por amigas y amigos como el fervor inculcado por el mundo de los toros de lidia.Recuerdo aquellos jueves de tienta en los que apenas salía de clases me iba al campo bravo.

Me pregunto qué sería de aquellos campos si la fiesta dejara de existir: ¿los paladines de la supresión crearían reservas para mantener- con estricto control, incluido el sacrificio- al tauro rey?Al paso de los años fui descubriendo nuevas fronteras del mundo tauromágico: el vasto lenguaje que ha sido creado en torno a él y su mar de alegorías; la pintura y música que le es propia como la escultura; la comida y los vinos; el cine y la ópera en la que podemos encontrarlo; la elegancia consustancial; suertes y emociones tan cercanos al abismo de lo insondable; motivos religiosos rayanos en el fetiche y el fanatismo y el ocaso tan propio del misterio vespertino con su nostalgia tejida de azar.

El toreo, fresco donde un hombre (o mujer) vestido de señorita se juega la vida, como diría Sabina, es polémica garantizada, cruzada verbal sin tregua salvo aquella posibilitada por el silencio absoluto.

Pero hay quienes al cabo de un asado votan por la supresión.Así como en el toreo las suertes se subordinan a las posibilidades de la lidia, en política los temas a convertir en ley se subordinan a las posibilidades de los congresos, cuya estatura se mide por lo que prioriza en un contexto.No es la primera vez que en una demarcación se suprimen las corridas de toros y tampoco es raro que se reviertan tales decisiones. Dialéctica de la tauromaquia, así que la tristeza es una ola.

Por eso, confieso, me entristece más el paupérrimo nivel de argumentación en la exposición de motivos de la iniciativa de ley luego aprobada por los diputados en Coahuila. Un amigo sacerdote, ingeniero de profesión, con posgrado en filosofía y aficionado taurino, me decía que si los religiosos obedecen por voto, muchos diputados votan por obediencia.


twitter.com/letrasalaire

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.