• Regístrate
Estás leyendo: Entre el “Más si osare” y los Sentimientos de la Nación
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 18:54 Hoy

Intimidades colectivas

Entre el “Más si osare” y los Sentimientos de la Nación

Edgar Salinas Uribe

Publicidad
Publicidad

“Todo les ha faltado alguna vez, menos el deseo de salvar a la Patria.”

José Ma. Morelos.



El Cisne Negro ha alzado su pluma contra México y contra la pacificación global. Trump firmó intenciones humillantes contra nosotros, musulmanes, China y hasta contra libertades en su propio país.

Lo dicho y hecho por este secuaz de la barbarie ha impulsado una sensación de unidad patriótica en México, externada en llamados a boicots y en manifestaciones, virtuales las más, de nacionalismo.

Agrio momento para el país, nos toma además con un equipo confesadamente incompetente para digerir el reto y dirigir la respuesta. Cierto, el fenómeno escapa a las capacidades de un solo país. La ofensa exige respuestas multilaterales. Ojalá no sea, con Clausewitz, prolongando la política por otro medio.

La historia mundial está plagada de ejemplos: mientras los pueblos sucumben por perversiones y decadencias endógenas, se fortalecen ante la amenaza externa.

El “extraño enemigo” genera conciencia de unidad en el amenazado. Es invitación a conjugar la acción en tercera persona.

México, sin embargo, no podrá solo ante los Estados Unidos de Trump. Requiere la acción internacional y las conciencias norteamericanas, contadas por millones, manifiestamente en contra de la vía tomada.

La unidad, desde luego, es exigencia del momento, pero no menos importante es fortalecer la memoria para reinventar nuestro futuro.

Como nación, mucho nos hemos permitido hacer mal hasta debilitarnos al máximo: una corrupción que nos ha restado credibilidad y respeto internacional; niveles de impunidad que hacen de la ley del más fuerte la jurisprudencia efectiva; una tendencia a supeditar la política exterior a la propia de los Estados Unidos; y, en fin, doscientos años sin poder “moderar la opulencia y la indigencia”, como soñó Morelos, en los Sentimientos de la Nación.

La unidad será pasajera si no nos reinventarnos desde un creativo “Más si osare” fraterno y unos actualizados Sentimientos que nos dignifiquen como Nación.

Que la bandera no sea rebozo sino motivo de reinvención.


twitter.com/letrasalaire

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.