• Regístrate
Estás leyendo: La Iglesia en elecciones del Edomex-2017 Primera Parte
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 06:54 Hoy

Sin titubeos

La Iglesia en elecciones del Edomex-2017 Primera Parte

Diana Mancilla

Publicidad
Publicidad

Hay que decir que la Constitución prohíbe a los ministros de culto religioso intervenir en política e incidir en el sufragio de los electores, pero lo que define el estado laico no es esto, sino la libertad de creencias, la tolerancia a los credos, que en todo país democrático se reconoce y se asume, y ese es el caso nuestro, en apego a la declaratoria de los Derechos Humanos de 1948.

Pero nuestra ley de asociaciones religiosas y culto público tiene restricciones para los ministros, como hacer proselitismo a favor de alguien, lo cual parecería una contradicción con el concepto de tolerancia, incluso ir en contra de una de los preceptos fundamentales de la democracia, como es la libertad de expresión, pero no es así.

Por ejemplo, en los comicios de 2016, justo en Aguascalientes, vimos cómo sacerdotes católicos, con su discurso de llamar a los ciudadanos a no votar contra aquellos abanderados que defendieron el derecho de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio, empataron con la plataforma conservadora del candidato del PAN, quien finalmente ganó la elección. Hay que recordar que, con o sin razón, los tribunales electorales determinaron que eso no influyó en el ánimo del electorado y consecuentemente en la votación. Aunque Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis, deslizó que sí, lo que provocó la intervención de las autoridades para esclarecer la situación que, como sabemos, no modificó el resultado.

En este sentido, para nadie es desconocido que Acción Nacional guarda muchas semejanzas en su principios de doctrina (desde el concepto del Bien Común, de raíces católicas), con los de esta iglesia, de la misma manera que el término "Esperanza" está asociado con el cristianismo de Santo Tomás de Aquino, esa que capacita al ser humano para tener confianza, y que es bandera de uno de las figuras políticas más relevantes en estos momentos.

Lo que sucede es que, guste o no, junto con los profesores de educación preescolar, primaria y hasta secundaria, los ministros de culto, principalmente sacerdotes católicos, son las figuras más cercanas a las familias, en forma cotidiana o dominical, respectivamente, y sin duda son "líderes sociales" por naturaleza. Su influencia entre los ciudadanos no puede ignorarse.

Por eso estamos viendo en el proceso del Estado de México mucha cautela de todos los abanderados, con excepción del perredista Juan Zepeda, que ya le hizo guiños a la comunidad lésbico-gay, pero no ha habido ningún pronunciamiento fuerte de su parte en contra de las posturas católicas, no al grado de atraer reflectores en su contra.

Todo lo contrario es el caso de Alfredo del Mazo, del PRI, al declarar que está a favor de la vida por ejemplo, rechazando tácitamente cualquier iniciativa que favorezca el aborto, yendo incluso contra algunas posturas presidenciales en ese tema y, más, sobre la iniciativa presidencial del matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que colocó al presidente Peña en una posición muy delicada ante los ojos de la Iglesia. Seguiré...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.