• Regístrate
Estás leyendo: Edomex 2017
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:00 Hoy

Sin titubeos

Edomex 2017

Diana Mancilla

Publicidad
Publicidad

Aunque el calendario indica que el proceso electoral para renovar el Poder Ejecutivo del Estado de México arranca el mes próximo, los partidos políticos han jugado, como siempre, a "adelantar los tiempos" al "airear" sus cartas.

Sin embargo, a diferencia de otras elecciones para ese cargo, la del año próximo presentan algunas características que pondrán a prueba la capacidad de cohesión al interior de cada fuerza política.

En el caso del PRI, que actualmente detenta el poder, la cantidad de aspirantes representa grupos diversos que están en la puja y que, como es de suponer, no capitularán a la primera, menos ahora que hay mujeres con las credenciales suficientes para ser consideradas: Carolina Monroy del Mazo, Ana Lilia Herrera Anzaldo y María Elena Barrera Tapia están en la línea de salida en igualdad de condiciones que Alfredo del Mazo Maza, José Manzur Quiroga, Ernesto Némer Álvarez, Luis Videgaray, Carlos Iriarte, César Gómez Monge, Cruz Roa Sánchez, entre otros que se suman –o se quieren sumar¬– a la lista para ver qué terminan por "negociar".

El problema del PRI, además de los resultados adversos del 5 de junio (en los que, si bien obtuvo más votos en conjunto, perdió 7 de 12 gubernaturas) está en que al nominado o a la nominada, el resto le levante la mano no solo para la foto, sino para que pueda mantenerla en alto durante la contienda.

Cada uno hace su propia lucha. Los golpes bajos se agudizarán. La pirncipal batalla para el PRI no es hacia afuera, sino al interior del tricolor.

Por el lado del PAN están Josefina Vázquez Mota, José Luis Durán Reveles y Ulises Ramírez. enrique Vargas del Villar eleva su popularidad como alcalde de Huixquilucan, pero no quiere.

Los dos primeros ya saben lo que es estar en una contienda de grandes dimensiones (presidencial y gubernatura). Ulises se estrenaría en esas lides. Quizá Enrique decida de última hora si se dan condiciones.

El enigma es ver cómo van a salir de su proceso para elegir nuevo dirigente para el CDE. Se vuelven a encontrar representantes de grupos antagónicos que durante los últimos años buscan oportunidad para asestar el golpe.

La alianza con el PRD parece más lejana, pues las corrientes del Sol Azteca buscan salvar algo de la fuerza. Si bien Morena no cuenta con una amplia estructura, sí genera votos, esos votos que les puede quitar, o dar, si es que saben escuchar.

Algo sucedió entre el PAN y el PRD, algo se rompió de tajo tras la salida de Agustín Basave de la dirigencia nacional perredista, pues parecía muy segura esa alianza merced a los resultados conseguidos en los pasados comicios.

Pero el perredismo, sobre todo el del Estado de México, se maneja de manera muy peculiar, muy pragmática, y no sería extraño que de repente sus cartas declinen para sumarse a la profesora Delfina Gómez, ex alcaldesa de Texcoco, carta que ha venido placeando el líder de ese partido, Andrés Manuel López Obrador.

El caso es que la izquierda mexiquense está viendo más el 2018 que el 2017, pero les falta resolver sus nudos internos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.