• Regístrate
Estás leyendo: El muro
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 22:36 Hoy

Correr para crecer

El muro

David E. León Romero

Publicidad
Publicidad

“Duele hasta cierto punto, después ya no se pone peor”
Ann Trason, ultramaratonista

Siempre me contaron que por ahí del kilómetro 30 del maratón me toparía con un muro. Un momento en el que de manera espontánea mi rendimiento disminuiría drásticamente, haciendo muy doloroso y complicado el último cuarto de la competencia.

Una barrera que se supone se le presenta a todos los corredores y que dependiendo de su capacidad, preparación y estrategia de carrera, tanto en la dimensión física como en la mental, sortean y vencen con menor o mayor dificultad.

Los especialistas y corredores experimentados hablan de que el muro es una sensación física derivada de un cambio en la fuente de energía que los músculos utilizan para correr. En una primera etapa, cuando se agota el glucógeno, lo sustituye la grasa. Esa sensación física se refleja inmediatamente en la dimensión mental y, por ende, en el estado de ánimo del corredor.

En mi primer maratón, crucé la meta despues de trotar 4 horas y 45 minutos. Cerca del kilómetro 30, el dolor se convirtió en compañero de viaje, por ahí del 35 la vista se me nublaba, impidiéndome leer con claridad los dígitos de mi reloj y del kilómetro 40 hasta la meta, poco recuerdo.

Describiría ese muro como una fogata que agoniza y que después de haber lanzado sus mejores flamas, poco a poco, comienza a extinguirse. Está en ti dejar que se apague o permanezca prendida. Si periódicamente lanzas trozos de madera al fuego, puede preservarse por largo tiempo, ejemplo de ello, los ultramaratonistas que cubren cientos de kilómetros con una sonrisa al rostro.

Si estás por enfrentarte a tu primer maratón, procura tener una preparación solvente, donde no te salgas del rango de normalidad en cuanto a entrenamiento, descanso y dieta. Planea una estrategia de carrera, con tiempos específicos de hidratación y nutrición, probándola en tus sesiones largas y respetándola el día de la competencia. Eso será la leña que mantendrá el fuego vivo. Nunca olvides que la chispa que permite el fuego se alberga en tu mente y corazón, si los entrenas y fortaleces, cualquier muro será pequeño junto a la grandeza y majestuosidad de tu fuerza.

Abastecimiento: Han transcurrido poco más de dos meses del año y mi contador de kilómetros dicta que debo apretar el paso para lograr el objetivo #Reto2000/361. ¿Tú, cuántos kilómetros has corrido este año?

@DavidLeonRomero

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.