• Regístrate
Estás leyendo: ¿Y la reforma educativa vivirá o no?
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 15:42 Hoy

Déjame te pregunto

¿Y la reforma educativa vivirá o no?

David Aarón Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Lo que parecía hace tiempo como ley aceptada, hoy como el ave Fénix, presenta un resurgimiento que nace en el Sur del país, pero de a poco se empieza a extender al resto del mismo, hablo de la famosa reforma educativa.

Una reforma por todos mencionada, pero por muy pocos conocida a profundidad, y cómo ha venido a mover las entrañas de este México ya de por sí vapuleado por el crimen organizado, el narcotráfico y la corrupción, es el tema que está presente diario en todo lugar.

Para entenderla, debemos comprender al menos lo elemental: No busca privatizar a la educación, eso sería ir en contra del artículo 3 de nuestra Constitución, tampoco se cobraran cuotas a los padres cuyos hijos estén en la educación pública, ya que esto ha estado y seguirá estando prohibido, los libros de texto desde 1960 son gratuitos y SEGUIRÁN siendo gratuitos, obvio es que no trata de restar calidad a la educación, muy por el contrario, si uno revisa los cambios que se piden a contenidos, se dará cuenta que el juicio crítico, la reflexión y el uso de valores busca estar más presente en los textos hasta ahora usados, dicho esto, vemos que sí contiene un componente educativo; la evaluación al docente será obligatoria y el docente deberá evidenciar que está preparado y capaz de pararse frente a un salón de clases y formar alumnos. Y como estos, varios puntos más.

Eso es lo que el Gobierno nos comenta de cómo quiere esta nueva educación para el país; pero del mismo modo, detrás del párrafo anterior, vienen repercusiones profundas en el mundo laboral del docente, a final de cuentas con lo que se pretende, el maestro si verá modificado su entorno laboral, eso se ve a todas luces, deberá evaluarse y deberá aprobar la evaluación de desempeño para poder continuar siendo docente, y lo más importante para mí, permitirá que cualquier persona preparada y con vocación pueda ingresar al Servicio Profesional Docente como sucede en casi todos los países del mundo, y no depender más de compadrazgos, venta de plazas, o mejor aún, la herencia de pasar de padres a hijos plazas que son vitalicias, y que por lógica han provocado en muchos casos, no en todos aclaro, la deficiente formación que en muchos lugares hoy los alumnos presentan.

Nuestros representantes nacionales en este aspecto (léase Peña Nieto y Aurelio Nuño), dicen que no hay un paso atrás, que la reforma no es negociable, que se deberá de acatar, sin embargo, el maestro sigue levantando la voz en todo el territorio nacional para exigir ser escuchado.

Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Ciudad de México, Nuevo León y varios estado más, de a poco han empezado en estos días a presentar movilizaciones para protestar por esta reforma, Hidalgo no ha sido la excepción.

En esta semana se presentó una movilización más en la capital de Hidalgo para la petición (absurda) de derogar la reforma educativa, la variación es que se les “juntaron” el Movimiento de Bases en Hidalgo y los remanentes del Sindicato Nacional de Electricistas (SME), cerca de mil personas marcharon por las calles, solos ya no están.

A pesar de la gran incomodidad que a muchos de nosotros provoca, es menester tomar acción ante esto que todos vemos. La reforma es necesaria eso me queda claro, pero por otro lado los “modos” de su implementación son más que criticables, no se trata solo de decir: “Así se hace si quieren y si no pueden renunciar”, esa no es la mejor manera de colaborar con uno de los movimientos sindicales más añejos y fuertes del país, el del Magisterio.

Vamos, hasta el SNTE hace poco “controlado”, ha comenzado a dar respingos de cómo se están haciendo las cosas, la CNTE de por si fuerte, ha tomado hoy más que nunca una dinámica muy grande, en donde su “lucha” por una educación pública y laica (con el respeto a sus derechos laborales claro esta), sigue siendo su estandarte para enarbolar la exigencia de quitar todo lo hecho en la reforma porque simplemente no lo quieren aceptar.

No podemos ser implacables por un lado diciendo que no hay marcha atrás, y por el otro exigiendo la derogación de todas las reformas hechas, así no se genera cambio, mi pronóstico es que deberán por necesidad encontrar un punto medio en donde ambas partes se vean beneficiadas, y así, se comience con un verdadero cambio de fondo y estructural para la mejora de la educación en este país, de no hacerse lo anterior, el peligro latente de que Nochixtlán escale a eventos similares a nivel nacional, estará todo el tiempo presente.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.