• Regístrate
Estás leyendo: ¿Son confiables nuestros cuerpos policiacos?
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 12:27 Hoy

Déjame te pregunto

¿Son confiables nuestros cuerpos policiacos?

David Aarón Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Año con año el INEGI publica los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, que entre otras cosas mide qué tanto confiamos en nuestra policía en cada estado de la República Mexicana, es decir que tan inseguros nos sentimos.

A nivel nacional (que nos incluye como estado), la percepción de inseguridad aumentó considerablemente, para términos prácticos de cada 10 mexicanos mayores de edad, 7 no tienen confianza en sus cuerpos policiales.

En Pachuca, aunque estamos debajo de la media tampoco andamos tan bien, de cada 10 Pachuqueños 6 se sienten inseguros dentro de su ciudad, y las policías estatales y municipales fueron las dependencias de seguridad pública que más desconfianza generaron entre los de estas tierras, lo malo es que empeoraron con respecto al año pasado, en donde se aplicó la misma encuesta; en conjunto suman un 62% de percepción en inseguridad, la mayoría de los de por acá tienen falta de creencia en el desempeño de las funciones de estos personajes.

Comento esto lector mío, porque si bien la encuesta muestra “percepción”, alguien podrá decir que es solo eso, opiniones del pueblo que no están sustentadas con hechos y evidencias, pero recuerde que “percepción es realidad”. Y aunque seguimos estando (ya en cifras reales) dentro de los cinco estados de la República más seguros, de a poco y con los sucesos que se han presentado pareciera que la situación empezará a tomar tintes más preocupantes.

Colusión con la delincuencia allá por Tula donde se dice que los maleantes dan su “cuota” a la Estatal y Municipal, falta de preparación por Huasca donde de plano agredieron ya a varios reporteros, ausencia total de capacidad de respuesta en Mineral de la Reforma en donde la Providencia es tierra de nadie y hasta asesinatos hay, la Huasteca hidalguense en donde se toma por mano propia la justicia ante la incapacidad de la policía de aquellos lugares, son tan solo ejemplos que a últimas fechas hemos visto en el ámbito estatal.

No es pecar de pesimismo créame, es más bien empezar a considerar como una posibilidad el hecho de que lentamente las cosas están empezando a cambiar, el índice delincuencial se está disparando.

En Pachuca y no sé si en los demás municipios, me he dado cuenta de que la nuestra es una policía “selectiva” diría yo, esto es, que aplica selectivamente y en lugares estratégicos el reglamento de tránsito, pero en otros de plano no, ¿Se ha dado cuenta que sobre bulevar Colosio hacia la Concepción están a diestra y siniestra quitando placas a los autos estacionados en lugares indebidos? Pero ni se aparecen en la periferia de Plaza Galerías cuando de plano hasta en doble fila están estacionados ¿Cómo por qué será? Me pregunto yo, y como estos dos lugares, varios ejemplos más. No quiero pecar de mal pensado, pero estas acciones así me lo llevan a considerar.

Me queda claro que el problema de la inseguridad se soluciona teniendo policías competentes y entrenados, pero también se soluciona teniendo un mayor cuerpo policial, no es suficiente lo que hoy se tiene, hace falta tener más gente con vocación dedicada a desempeñar esta labor.

Se les deben dar sueldos competitivos, además de aplicar recursos estatales y nacionales en su capacitación, para mí, siempre será una inversión no un gasto, no hay peor situación que tener equipamiento o armamento de primer mundo, en manos de gente que no lo sabe utilizar y peor aún, en manos de gente que no tiene la preparación necesaria para enfrentar situaciones de riesgo.

Repito, Hidalgo sigue siendo uno de los estados más seguros del país, siguen prevaleciendo los delitos simples, no graves, como el robo de auto partes, robos a casas, riñas simples, etcétera. Y si comparamos a nuestras fuerzas policiacas con las que están en Ecatepec, las nuestras son unas “blancas palomitas”; por allá, de acuerdo con la encuesta que le mencioné en párrafos anteriores, está la policía más corrupta de país y en la que menos se confía.

Sin embargo, se debe de estar a la altura con este nuevo nivel de exigencia que la población está demandando, se debe dar certeza al ciudadano de que se cuenta con gente competente, que tiene un plan a seguir y que sabe qué es lo que hará para contrarrestar esta oleada de incremento delictivo.

No vaya siendo que la gente empiece a tomar revanchas a través de linchamientos de delincuentes, porque nuestras fuerzas policiacas no son capaces de hacerles frente.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.