• Regístrate
Estás leyendo: ¿Si no usa el Tuzobús usted lo que quiere es “desprestigiar”?
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 02:54 Hoy

Déjame te pregunto

¿Si no usa el Tuzobús usted lo que quiere es “desprestigiar”?

David Aarón Cárdenas

Publicidad
Publicidad

En toda metrópoli, el transporte público colectivo ha sido de siempre un tema por demás controversial, su calidad, prestancia y rapidez, son algunos de los puntos más observados.

Fue desde agosto pasado que con la entrada del Tuzobús en Pachuca, que varias rutas vieron modificado su trazado para ocupar otras calles distintas al paso de la “modernidad”, generando con esto nuevos congestionamientos, en avenidas que antes no lo presentaban.

En la semana cuando leí que Don Leonardo Pérez Calva, Diputado Priista que preside la Comisión de Transporte en el Congreso de Hidalgo, tuvo la “desfachatez” porque no puedo catalogarlo de otra manera, de decir que aquellos que aún se resisten a utilizar este nuevo sistema de transporte, es porque simplemente no quieren y además buscan “politizarlo y desprestigiarlo”, me quede simplemente atónito.

El que un servidor público haga este tipo de declaraciones argumentando que el ciudadano de a pie en vez de optar por lo moderno y espacioso, prefiere irse apretado e incomodo (perdón Don Leonardo, lo invitaría a que se suba al Tuzobús en horas pico para que vea que es lo mismo), en vez repito, de entender las “bondades” que da este nuevo servicio, habla de una gran desconexión con la realidad que esta ciudad vive, bueno con decirle que hasta se aventó la puntada de comentar que él como buen ciudadano lo usa 4 veces al mes y para que esta todo “re bien”.

No mi buen Diputado no se trata de política, ni de formar parte de la “resistencia” al estilo de los Juegos del Hambre, se trata de rapidez y costo; para la gente aún es más barato seguir usando la tradicional “combi”, existe gente que tiene que usarla diario, que tiene que atravesar la ciudad de punta a punta, que tiene que simplemente moverse y la usa al menos 5 días laborales a la semana y que los 2 pesos que se ahorra por poco que parezcan, multiplicados al mes son de mínimo 40 pesos, que para los que ganan el salario mínimo o un poco mas, este ahorro es en verdad un bálsamo para su bolsillo.

Así que vengan estas líneas para solicitarle amablemente a este servidor público que haga un análisis un poco más profundo de esta situación antes de ver “moros con tranchetes” y un “sabotaje” político. La gente común, créame que no piensa así.

Por otro lado el uso de la combi como se le llama a este transporte colectivo y que curiosamente son las menos, ya que la mayoría pertenecen a otras marcas y modelos, es toda una aventura urbana, además de que la mayoría debe ser ya renovada con urgencia por su gran antigüedad, de a diario somos testigos del servicio que brindan, en pésimas condiciones de calidad con asientos rotos y sucios, acondicionando “sillitas”, “cubetas”, “banquitos” o lo que esté a la mano para ser usados como asientos para meter mas gente en su interior, las típicas “carreritas” que suelen hacer entre otras rutas con tal de ganar pasaje, además de la nula (pero créame que totalmente nula) decencia en el uso de las reglas urbanas de manejo, ya que bajan y suben pasaje donde se les antoja, no respetan semáforos, no dan la preferencia al peatón y se cierran y atraviesan cual kamikazes al volante ante los demás automovilistas, son algunas “joyitas” negativas que dejan mucho que desear a los usuarios.

Del arranque del Tuzobús para acá, este servicio esta saturado, a tal grado que es cada vez más común ver gente semiparada en el interior de estas camionetas.

Este sobrecupo evidencia una negligencia importante de nuestras autoridades.

Por si no lo sabe, todas estas rutas están bajo la observancia del Sistema de Transporte Convencional, del Gobierno del Estado, es decir están reguladas en sus formas de operar.

Aquí es donde por sentido común preguntamos: ¿Qué paso? ¿Donde esta la autoridad que debería controlar esto? ¿Quién es el que regula este transporte?

Porque de acuerdo a las reglas, cada una de estas unidades debe cumplir con requisitos mínimos de operación y sobre todo de seguridad.

Y lo que es mejor cada uno de sus choferes, deben estar certificados para prestar este servicio, la verdad es que si lo están no se quién se atrevió a darles ese documento y si no, cómo es que tienen el permiso para manejar.

Preguntas más, preguntas menos, pero que bien valdría la pena exigir que sean contestadas.

Así las cosas entre rutas públicas y nuestro bien llamado Tuzobús.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.