• Regístrate
Estás leyendo: ¿Huachicoleros somos y en el camino andamos?
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 18:30 Hoy

Déjame te pregunto

¿Huachicoleros somos y en el camino andamos?

David Aarón Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Como los arrieros del pasado, han empezado a cobrarse sus afrentas por “quitarse” clientes entre ellos, y es que de a poco en nuestra entidad y con los muertos que están apareciendo por todos lados y sobre todo allá en Tezontepec de Aldama, empiezan a reconocerse las afrentas que se dan entre las personas que se dedican a este deshonroso oficio.

Antaño cuando se recogía el fruto de un árbol, se utilizaba una herramienta que era conocida como Cuachicol, cuya forma era algo así como un gran palo (pértiga) con una pequeña canastilla en su punta, que es donde caía el fruto recolectado. Algunos consideran que este es el origen del huachicolero, ya que coloquialmente estos también recolectan combustible robado.

La verdad es que la definición más aceptada y lógica proviene de la palabra huachicol que hace referencia a la bebida alcohólica que esta adulterada, que es pues “pirata”, no original y que se vende a precios mucho más accesibles que las reales. De ahí que a los que roban combustible y en muchos casos lo “adulteran” se les hace llamar “huachicoleros”.

En Hidalgo de a poco una verdad que todo mundo sabía esta empezando a quedar al descubierto, este problema es mucho más grande de lo que se aparenta, el robo de combustible mediante tomas clandestinas esta concentrándose en tres grandes zonas: el Altiplano que es Tepeapulco y Tlanalapa, el Valle de Tulancingo en Cuautepec y el de mayor riesgo en el famosísimo Valle del Mezquital, entre Tula y Tezontepec de Aldama; estos lugares ven pasar de a diario miles de litros de combustible robado, sin ir más lejos, en días pasados una pipa cargada con 40 mil litros de combustible (leyó bien), fue confiscada en unos de esos caminos de terracería al descubrirse la procedencia ilícita de su contenido.

Pachuca no se queda atrás, en recientes tiempos se han descubierto varias tomas clandestinas y mucha gente sobre todo del Estado de México y de la capital del país son las que gustan de frecuentar estas tierras para adquirir tan preciado producto.

El huachicoleo ha venido creciendo exponencialmente, ya que con Paquito Olvera lo incautado no superó ni el millón de litros en todo su sexenio y ahora van más de tres millones convirtiendo a Hidalgo según los números descubiertos, en el Estado que más tomas ilegales de combustible tiene de todo el país.

Es obvio lector mío que esta afirmación es de miradas cortas, se debe hacer un análisis más en serio, con Francisco y lo que esta saliendo a la luz pública de su administración (corruptelas y malos manejos), y con el chisme de pueblo que se tenía de que había colusión con la autoridad, no es de extrañarse que este problema en ese entonces simplemente no se atacó o se ignoró (esperemos que no por conveniencia).

A la llegada del nuevo gobernador y con el inicio del programa de Hidalgo Seguro que blindó al Estado en varios aspectos, la verdad incómoda ha empezado a salir, miles y miles de litros están siendo incautados de a diario, bandas delictivas están siendo desmanteladas e incluso comunidades completas están siendo expuestas como copartícipes de este tan peculiar robo.

No es que ahora se robe más, es que desde siempre se ha robado, y hoy que se esta poniendo mano dura las cifras reales están mostrándose, Hidalgo es quizá junto con Puebla, toda una auténtica potencia huachicolera, es triste pero cierto.

El camino por trabajar aún es muy arduo y largo, ni por cerca piense que el Huachicoleo es un negocio compuesto por celular familiares, claro que no, es toda una industria bien establecida, y en muchos casos comandada por criminales de cuello blanco, se dice que hasta autoridades de Pemex y autoridades Municipales viven de esto, que desde sus oficinas y con información privilegiada (mapas, sitios, lugares, etc.) comandan a huestes completas para robar combustible y llegar a venderlo, inclusive hasta 8 pesos el litro si hablamos por ejemplo de la gasolina Magna.

Vamos, hasta en Facebook usted puede contactarlos y por una lana en efectivo por supuesto, negociar precio, lugar y fecha de entrega. Pero como siempre he dicho si hay demanda siempre habrá oferta, robar es injustificable, pero comprar lo robado es quizá peor.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.