• Regístrate
Estás leyendo: ¿Ambulantes, un problema con mucha cola?
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 20:06 Hoy

Déjame te pregunto

¿Ambulantes, un problema con mucha cola?

David Aarón Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Ya sé que la nota de hoy es hablar de Trump, todos lo están haciendo, vamos, hasta nuestro Gober ya fijó su postura al respecto, nos dijo que no seamos miedosos y que nos dediquemos a lo nuestro, y creo que tiene toda la razón.

Y no es que Hidalgo reciba miles de millones de pesos por todas las exportaciones que hace, sería pecar de mentiroso, porque, así que digamos que exportamos "harto" para allá no ¿verdad? pero sí se reciben algunos millones (de dólares) de todas las remesas que su gente envía desde el otro lado, gente que se fue de migrante porque no encontró nada aquí en el Estado (le aclaro) y que, si el nuevo presidente de los Estados Unidos decide meterle mano, ahí sí que afectara y mucho, pero ya veremos.

La de hoy es más bien una reflexión más de acá, más de lo nuestro y que es un virus que ataca a cualquier sociedad sobre todo la mexicana. Desde la administración pasada con Don Eleazar que el tema del ambulantaje comenzó a resonar con mayor fuerza, hoy Tellería tiene en sus manos una bomba de tiempo.

Y es que quizá en el último año, este comercio informal ha crecido de manera importante, además de los lugares comunes donde esta gente se asienta, ahora se ve en varias calles pachuqueñas y sobre todo en cruces y semáforos, docenas de personas ofertando un producto o dando un servicio, a saber: de limpieza, con su "trapito" queriéndole limpiar el carro o de entretenimiento queriendo sacarle a usted una sonrisa, me ha tocado ver hasta payasos haciendo actos de magia a mitad de la calle, para después pasar con su gorrito a pedirle que le de lo que "sea su voluntad".

El comercio ambulante es considerado una modalidad en la venta de productos o servicios fuera de un establecimiento permanente, es una actividad ocasional, periódica o continua, punto importante es que el vendedor ofrece lo que vende de manera itinerante, es decir, en diferentes lugares y en diferentes lapsos de tiempo.

En días pasados se puso buena la situación entre nuestra alcaldesa y Don Oscar Pelcastre, líder de la Federación de Organizaciones Independientes, entre otras cosas del comercio ambulante, como ya sabe, por no dejar que sus creencias religiosas fueran expresadas en la vía pública, provocando que el "Perro" (así le dicen), queriendo mostrarle a Yolanda que él es el que manda, comenzará a llenar más que nunca las calles con puestos ambulantes.

Triste este caso que repito tomo una fuerza enorme con el anterior alcalde, hasta dicen que se repartían el cobro de derecho de piso que se les exigía a sus agremiados (le aclaro que no me consta, es lo que se dice), porque muchos de ellos los tenían (o tienen) amenazados.

La presidenta municipal actual ha dicho que aplicará la ley como es debido, recuerde que, en nuestra Capital, el reglamento del comercio en la vía pública prohíbe la instalación del comercio en las calles del Centro Histórico y por ahí es donde ella quiere empezar, busca reubicarlos.

Las diferentes Cámaras de Comercio ya han fijado su postura, exigen al ayuntamiento capitalino que tome cartas en el asunto. Y es que hay una guerra desleal entre el comercio establecido y el informal provocado porque, mientras el primero paga impuestos, el segundo no y sólo dan su cuota a sus líderes correspondientes.

Para mí, el ambulantaje de siempre ha sido una especie de cáncer que se incrementa por la falta de oportunidades formales, y máxime si no es regulado como es debido entonces crece descontroladamente, es necesaria su regulación, un control puntual del mismo con el fin de que no existan grupos o personas que se apoderen de un botín, que en muchas ocasiones genera problemas entre ambulantes, locatarios establecidos y autoridades.

Debemos terminar con grupos que son una mafia y que controlan la informalidad, ellos son los que buscan que las autoridades no den solución a este caso, y es que desafortunadamente en muchos casos esta gente representa un capital político y económico muy jugoso para diferentes grupos, ya que el ambulante está afiliado a un partido o a alguna organización política que ayuda a captar en tiempos de elecciones el voto ciudadano.

Estamos hablando pues, de un flujo de capital subterráneo que no es fiscalizado, ese dinero va a parar a manos de líderes y funcionarios que permiten que este fenómeno se siga dando.

El llamado a dialogar con cordialidad y buena fe suena en papel "re bonito" y así debería ser, sin embargo, la historia siempre dice lo contrario en este tipo de menesteres, si hay dinero (y mucho) de por medio, se olvidan las buenas costumbres y la educación, prevalece la ley del más fuerte y el deseo de enriquecerse nubla la mente de muchos, Yolanda se sacó la rifa del tigre y heredo un gran problema, veremos cómo lidia con Pelcastre porque este hombre poder si tiene.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.