• Regístrate
Estás leyendo: Sacar la basura
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 04:19 Hoy

Sin edición

Sacar la basura

Daniela Mendoza Luna

Publicidad
Publicidad

Cada tres años es la misma historia, pero cada vez se vuelve más visceral y hasta violenta; las peleas virtuales por diferencias políticas son capaces de destruir amistades, parejas y mermar relaciones familiares.

Lo sabemos, lo hemos vivido, y aun así no somos capaces de parar e incluso perdemos mucho tiempo de nuestro día tratando de encontrar el gif perfecto con el cual contestarle a un “chairo”, “derechairo”, “vendido”, “hater”, “troll”...

Esta obsesión por tener la razón y por cosechar la mayor cantidad de simpatías no es nueva, pero ahora es pública, y se defiende con la bandera de la “libertad de expresión”, ese derecho tan vital y también tan “manoseado”.

Con la muy libre malinterpretación de ese derecho muchos usuarios se erigen como jueces; condenan y sentencian.

Pero los hay peores, los que no se comprometen con la crítica pero la comparten porque “a alguien le puede servir” o quieren saber “qué opinan” los demás; entonces se dan a tarea de diseminar mensajes incorrectos, amenazantes, violentos y un largo etcétera, porque “están en su derecho” y son “políticamente incorrectos”, “transgresores”, bla, bla, bla.

La violencia genera violencia, desde donde venga y hacia donde vaya, responder del mismo modo es entrar en la dinámica, es absurdo, peligroso, pero sobre todo, emocionalmente desgastante.

Facebook borra 288 mil mensajes de odio al mes, Twitter solo 38 por ciento de los mismos; va directo sobre los mensajes contra un grupo étnico, vulnerable o amenazas directas a las personas, pero no puede y no debe tampoco irse sobre todo tipo de descalificaciones sin fundamento.

Para esos solo hay una solución: eliminarlos del muro propio (así como se saca la basura de la casa) y no compartirlos (así como cuando uno toma precauciones para no pasar una infección a alguien cercano).

Los políticos, los partidos, los líderes sociales o cualquier otro personaje que sea motivo de la disputa siguen sus vidas allá de procesos políticos y electorales, pero las relaciones personales pocas veces se pueden reconstruir.

Twitter: @dameluna

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.