• Regístrate
Estás leyendo: Puro sueño
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 01:41 Hoy

Sin edición

Puro sueño

Daniela Mendoza Luna

Publicidad
Publicidad

La culpa del asesinato de periodistas en México es de la libertad de expresión, no del crimen organizado, de la corrupción política o de las policías infiltradas, es por “hablar de cosas que antes no hablábamos”, eso dice Mario Vargas Llosa, eso vino el peruano a decir a un México donde el periodismo es un oficio de alto riesgo.

Justo en la semana que se cumple un año del asesinato de Miroslava Brech, periodista chihuahuense que denunciaba la narcopolítica en el espacio limítrofe entre este estado con Sonora.

“El que haya más de 100 periodistas asesinados es, en gran parte, culpa de la libertad de prensa, que hoy permite a los periodistas decir cosas que antes no se permitía en México”, dijo el escritor, en entrevista con Carmen Aristegui.

El informe de la organización Artículo 19, da cuenta que en 2017 hubo un total de 507 agresiones contra periodistas, entre las más relevantes: acosos y hostigamientos, 40; amenazas, 118; asesinatos, 12; ataque a medios de comunicación, 11; ataque físico o material, 83; desapariciones forzadas, 1; desplazamiento forzado, 11; intervención de comunicaciones, 17; intimidación, 141; intrusión no autorizada, 12; privación de la libertad, 38; violencia institucional, 21; entre otros.

El periodismo es un oficio público y tiene carácter social, pero se ejerce desde la iniciativa privada, con todos los sinsabores que esto pueda traer.

Del año 2000 a la fecha han sido asesinados 114 periodistas por situaciones relacionadas con su labor, pero la culpa es ¡de la libertad de expresión!, que además es un derecho fundamental consagrado en nuestra Carta Magna, ejercer nuestros derechos no debe ponernos en riesgo.

El Premio Nobel de Literatura se la ha pasado debrayando con sus observaciones sobre el feminismo, la política en México, Andrés Manuel López Obrador y cualquier otra cosa que se le atraviesa.

Acá en mi tierra, tenemos una frase cuando alguien chochea, está de mala copa o simplemente desvaría: “Usté lo que trae es puro sueño”. Don, hágase y háganos un favor: “Ya váyase a dormir”.

Twitter: @dameluna

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.