• Regístrate
Estás leyendo: La suma de los agravios
Comparte esta noticia

Sin edición

La suma de los agravios

Daniela Mendoza Luna

Publicidad
Publicidad

Otra vez un 5 de enero donde los ciudadanos son convocados a salir a las calles a manifestarse contra las determinaciones políticas de la autoridad, que sigue queriendo cobrarse en su bolsillo la falta de austeridad de la administración estatal y el desfalco que hacen de los recursos públicos.

No faltan líderes sociales (de los de verdad) que convoquen a la protesta; pero también charlatanes, ex empresarios o lenones disfrazados de activistas ultraconservadores que quieren capitalizar el hartazgo ciudadano para su beneficio político.

Tampoco faltan diputados arrepentidos, con ridículos actos de contrición, que se supone eran la esperanza de México, y ahora posan como patiños no del PRI ni del PAN, sino del mejor postor.

Habrá seguramente un bombardeo de desinformación en redes sociales como hace un año; rumores de saqueos desde temprana hora que se confirmen horas más tarde en los sectores más vulnerables de la metrópoli.

Es posible que haya también grupos de choque, que se infiltren entre los manifestantes cubriéndose el rostro, con el objetivo de causar caos y asustar a los ciudadanos; los ataques a los reporteros, fotógrafos y camarógrafos son también una posibilidad.

Aun con todas esas posibilidades, es importante que las personas tomen la voz y las calles, porque no se trata solo del alza al refrendo y los servicios del Instituto de Control Vehicular o que pagamos las tarifas más altas de transporte, la línea 3 del Metro sigue sin funcionar.

Es la suma de todos los agravios, porque no importa la clase social o la posición, el incremento en el pago de los servicios pega en los bolsillos de todos por igual, incluso los más conservadores (y ricos).

Hace exactamente un año, el 5 de enero, la protesta por el gasolinazo representó un hito en la historia de las movilizaciones sociales en la historia reciente de la entidad; una convocatoria masiva realizada a través de redes sociales, por muy diversos grupos de la sociedad civil que de modo espontáneo sugirió salir a las calles a manifestar su desacuerdo. Es momento de volverse a hacer escuchar.

Twitter:@dameluna

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.