• Regístrate
Estás leyendo: El estigma
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 03:52 Hoy

Sin edición

El estigma

Daniela Mendoza Luna

Publicidad
Publicidad

Ante la enfermedad del “cuerpo”, la gente suele tener consideración. Una persona que tiene un padecimiento de salud recibe la empatía de vecinos y familiares.

Sin embargo, cuando esta enfermedad está en el cerebro, la gente no suele ser tan comprensiva; la depresión, bipolaridad, ansiedad e incluso la esquizofrenia no son consideradas por un gran sector de la población como padecimientos reales y con necesidad de tratamiento.

Incluso se bromea con estos términos; se llama “bipolar” a la persona que cambia rápidamente de opinión, le llaman “esquizo” a aquel que manifiesta un comportamiento errático o fuera de lo establecido, entre otros ejemplos.

Los jefes no son comprensivos con las faltas, los vecinos murmuran sobre la conducta inusual, a veces hasta los familiares cercanos o amigos se deshacen en críticas.

Pero pocos tienen conciencia de lo que es vivir con una enfermedad mental, o cerca de ella; el trance de ver a un ser querido perder la razón, aunque sea de modo momentáneo, tener que buscar ayuda, comprender, aceptar, colaborar, no es tarea sencilla.

Para quienes lo padecen, reconocerse como pacientes y no sentirse incompletos o inseguros es un ejercicio de voluntad diario. No permitir que su enfermedad los determine.

Según estadísticas que aporta la Secretaría de Salud en Nuevo León, hay un 13.5 por ciento de personas que padecen alguna enfermedad mental; 8 por ciento, ansiedad; 3, depresión; el 1.5 tiene bipolaridad y el uno por ciento esquizofrenia.

No son pocos, si hace cuentas, en relación a la población del estado, se dará cuenta de que son más de 600 mil personas, ahora multiplíquelo por dos o tres personas de su familia que se pueden ver también afectadas por la situación.

La enfermedad no se cura, pero la calidad de vida mejorará evidentemente si el estigma desaparece.

Twitter: @dameluna

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.