• Regístrate
Estás leyendo: De renegados y cosas peores
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 06:58 Hoy

De renegados y cosas peores

Publicidad
Publicidad

Chaqueteros, villamelones, rebeldes, desertores, chapulines, los términos se acumulan en este largo proceso en el que los políticos, en la búsqueda de estar en las boletas electorales toman determinaciones definitivas y algunas francamente desesperadas.

Lo primero que viene a la cabeza de muchos, sobre todo a quienes fueron sus compañeros de partido es criticarlos; desprestigiar a aquella persona de la que en algún momento se habló bien, como si el simple cambio de colores se llevara consigo todos los atributos buenos que cualquiera –sí, incluso los políticos– pudieran tener.

¿Debe ser la militancia partidista eterna? ¿En las buenas y en las malas? ¿O como con las aficiones deportivas “de la cuna hasta el cajón”?

En términos de la congruencia que deseamos en nuestros gobernantes, la respuesta es afirmativa, pero luego llega una serie de supuestos como el tolerar estar en un partido de donde han emergido muchos gobernantes corruptos que han dañado al país, o en uno donde las decisiones se toman entre unos cuantos para su propio beneficio.

El problema es que no se dan cuenta de ello hasta que llegan los tiempos electorales y no son considerados para el siguiente período, entonces buscan refugio en otros partidos o algunos, muy pocos, por la vía independiente y es como si pasaran por un proceso de “purificación”.

En cuanto a aquellos partidos que los reciben, buscando alguna rentabilidad política, olvidan que, apenas unos días antes eran los peores enemigos, que sus ahora abanderados eran parte del “terrible bipartidismo” al que siempre se referían como uno de los grandes males de la política nacional.

Entran todos en una revolvedora donde viejos, nuevos, malos, buenos y regulares se juntan y tal como sucede con los colores, se convierten en una mezcla marrón nada atractiva y ante eso se enfrentará el electorado este año.

El único remedio que les queda a quienes “saltaron” por principios y no por berrinche, es demostrar que son personas y convencer a otros de que quieren trabajar por ellos y para ellos. ¿Se acordarán de cómo es eso?

Twitter: @dameluna

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.