• Regístrate
Estás leyendo: 2019: lo que nos espera
Comparte esta noticia

Columna de Daniel Ludlow Kuri

2019: lo que nos espera

Daniel Ludlow Kuri

Publicidad
Publicidad

Antes que cualquier otra cosa, permítanme desearles un feliz y próspero 2019 plagado de bendiciones y de anhelos que se cumplan.

Que estos buenos deseos para usted y su familia se amplíen hacia toda la nación, que la economía se fortalezca y crezca; que el sistema educativo ofrezca calidad; que en el sector salud exista una mayor cobertura y medicinas; en materia de seguridad que recuperemos la tranquilidad a la que estábamos acostumbrados los mexicanos y que hemos perdido desde hace muchos años; que en el deporte se hagan mejor las cosas y se apoye e impulse a los verdaderos talentos; que la democracia no sea la piel de oveja para cubrir al lobo de la dictadura; que el presidente y gabinete no gobiernen a base de necedades, caprichos personales, ni tampoco tratando de imponer políticas públicas que han fracasado.

Ambos deseos son de corazón y sé que para usted en lo personal así será. Pero lo que deseo para la nación lo veo muy, pero muy difícil de lograr. Y no porque sea imposible de alcanzar sino porque lo poco que hemos visto en este mes de gobierno de la “famosa 4ta transformación”, no siento cómo se puedan lograr.

Veo un gabinete sin idea de qué hacer en su área, pero lo peor es que no los veo ayudando al presidente aportando proyectos que den las directrices y rumbo de acuerdo a su conocimiento de su sector, sino más bien esperando qué dice o qué se le ocurre al presidente para implementar la estrategia y cumplir la orden aunque ésta tal vez no sea la correcta para el país pero nadie se atreve a contradecir a su mesías.

Y para muestra basta un botón: la suspensión de la construcción del aeropuerto en Texcoco, nos deja ver que es una decisión errónea y caprichosa por donde se quiera ver. Ese proyecto es indispensable realizarlo porque ayuda en mucho a la competitividad del país, genera empleos, mejora al turismo y el comercio, desarrolla su entorno, etc., pero no, el capricho y aberración por parte del presidente pudieron más, aunque a la nación nos va a costar muchos millones de pesos, tantos que serán más de lo que costaría hacerlo, con la diferencia que invertir en ello nos daría resultados favorables, en cambio el gastar dinero sin tener el proyecto es como quemar ese recurso.

Otra más, la decisión de surtir los hidrocarburos mediante pipas como si estuviéramos viviendo en el México de los sesentas. Hoy por el número de estaciones de servicio por toda la República es ya arcaico, obsoleto e ineficiente. ¿Su resultado? un gran desabasto de gasolina por todos lados perjudicando no sólo a los dueños de las estaciones de servicio sino principalmente a todos los usuarios que les complicas su movilidad. No es posible que por tomar medidas contra el huachicoleo, se lleguen a tomar esta clase de decisiones tan ineptas. Es tanto como decir: si no quieres que te roben tu auto, pues no lo compres. O para que no roben bancos, que los cierren. En verdad aberrantes decisiones.

Tampoco la educación se salva. El abrir por abrir 100 universidades sólo porque en campaña las prometió entre muchos de sus discursos demagogos y populistas, nos está llevando a quitarles recursos a universidades que hoy existen y que cuentan con una infraestructura. Y en lugar de fortalecerlas y crecerlas, no, hay que quitarles dinero para dárselos a estas “universidades volcán” que quiere hacer y que sólo arrojarán de sus aulas “puras piedras”. Lo que menos necesita el país es eso. Requiere de calidad en la educación y que cada vez más salgan jóvenes mucho mejor preparados.

¿Y qué me dicen de su Guardia Nacional? en lugar de fortalecer y mejorar a la Policía Federal, pero sobre todo, es indispensable hacerlo con las policías municipales, donde está el origen de los problemas y donde se deben empezar a combatir para obtener mejores resultados.

Y la terquedad de construir sus refinerías, cuando lo primero que hay que hacer es lograr un Pemex más eficiente, productivo y competitivo y no es precisamente haciendo refinerías.

Una más, el despido injustificado de miles de personas para luego de seguro meter a gente de “su mafia del poder” o bien, para sacar dinero para sus programas populistas creadores de más holgazanes.

El espacio se me acaba, no es suficiente para mencionar muchas acciones tan aberrantes y perjudiciales como estas que para un mes son demasiadas.

twitter: @dludlowk

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.