• Regístrate
Estás leyendo: ¿Se atreverá el CMLL a hacer historia?
Comparte esta noticia

De 2 a 3 caídas

¿Se atreverá el CMLL a hacer historia?

Cuachara Luchagor

Publicidad
Publicidad

L.A. Park no solo regresó a la Arena México el viernes pasado. Su presencia en la catedral de la lucha libre dejó en claro el nivel de idolatría del luchador independiente.

Los aficionados corearon su nombre cada que se encontró de frente a Rush sobre el cuadrilátero. Incluso abuchearon al Ingobernable, pero eso es algo que tiene sin cuidado al Toro blanco, lo suyo es humillar, jamás ha buscado el aplauso.

Pasó mucho tiempo para que L.A. Park regresara a la Arena México y los aficionados no lo han olvidado. Saben de su calidad y el encontrarse con Rush dejó un lleno en la catedral de la lucha libre.

En su regreso al Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) L.A. Park, en compañía de Volador Jr y Flyer, enfrentó a Rush, la Bestia del ring y el Terrible en la lucha estelar de la Arena México.

Lo mejor de la noche fue sin duda los momentos en que L.A. Park y Rush estuvieron frente a frente sobre el enlonado.

Sus golpes fueron recios, de poder, ninguno dio tregua. Son dos verdaderos todos de lidia.

Se golpearon dentro y fuera del cuadrilátero y los aficionados vibraron en cada uno de sus choques.

L.A. Park es un rudo natural y Rush también. De hecho fue Rush quien hizo a un lado los escalones del ring para golpear ahí a su rival, fue Rush el que tomó una maleta de entre los aficionados para castigar al huesudo, fue Rush quien le aventó un vaso de cerveza y fue Rush quien le arrancó la máscara.

Pero L.A. Park también respondió, tomó la misma maleta de entre los aficionados y la azotó en la cabeza de Rush, utilizó los cables del camarógrafo para atacar al Toro blanco además tacleó al Ingobernable en un movimiento espectacular.

Los aficionados callaban mientras Volador Jr. y Flyer ser enfrentaban a la Bestia del Ring y al Terrible. Pero la Arena vibró cada que Rush y L.A. Park se atacaron en el centro del ring.

Lo malo del encuentro fue la actuación del réferi el güero Noriega, quien en un inició evitó que L.A. Park persiguiera a Rush entre los aficionados.

Incluso en dos ocasiones los aficionados le gritaron “fuera” motivados por las señas de L.A. Park para dejar el cuadrilátero. En una lucha como esta se extrañó al Tirantes.

Vimos también a un L.A. Park impotente porque el réferi le prohibía atacar a su rival entre los aficionados y desconcertado con la manera de actuar del güero Noriega.

Lo sorprendente de la noche fue la manera en que los aficionados se le entregaron a L.A. Park.

Su nombre se escuchó en toda la Arena y no lo corearon una ni dos veces, fueron varias a una sola voz: L.A. Park, L.A. Park, L.A. Park.

Ello no solo demuestra la calidad del luchador independiente sino el nivel de idolatría de Adolfo Tapia, reconocido en una arena como lo es la México, la catedral de la lucha libre en nuestro país.

Lo sorprendente de la lucha fue el sillazo que Volador Jr. le propinó a Rush al final del encuentro.

¿Hace cuánto que no veíamos una acción de ese tipo en la Arena México? El Consejo Mundial de Lucha Libre siempre se ha conducido bajo normas evitando este tipo de situaciones.

Y ya que hablamos del sillazo, si L.A. Park va a continuar presentándose en la Arena México la empresa debería considerar que su rivalidad con Rush es dentro y fuera del ring y que ambos se van a atacar con todo aquello que tengan a su alcance tal y como sucede en el terreno independiente.

Los aficionados abuchearon al réferi cuando le impidió a L.A Park seguir al Toro blanco hasta las primeras filas.

La empresa ya vio el resultado del enfrentamiento entre L.A Park y Rush, un inmueble lleno, los aficionados metidos en la lucha, la Arena México vibrando y el clamor de los aficionados en redes sociales: la lucha de máscara contra cabellera.

Después de la primera presentación en su regreso se antoja indudablemente un mano a mano entre ambos luchadores en la Arena México.

Sin embargo, este tendría que ser en súper libre, sin el freno del réferi, que ambos luchadores den rienda suelta a su rivalidad dentro y fuera del cuadrilátero y que se ataquen con todo lo que tengan a la mano.

Los primeros pasos ya están dados: el regreso de L.A. Park al Consejo Mundial de Lucha Libre y su primera presentación en la Arena México.

Ojalá que este sea el inicio del camino para una lucha de máscara contra cabellera en el 85 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre en septiembre.

Así ganan todos: el Consejo, los luchadores y los aficionados. ¿Apostará a ello la empresa?, ¿firmarán la lucha de apuestas entre ambos luchadores?, ¿se atreverá el CMLL a hacer historia?

Lo sabremos en cuatro meses.

alejandro.reyes@milenio.com/@cuachara27

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.