• Regístrate
Estás leyendo: El hijo del Fantasma pierde la máscara en Triplemanía XXVI
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 20:52 Hoy

De 2 a 3 caídas

El hijo del Fantasma pierde la máscara en Triplemanía XXVI

Cuachara Luchagor

Publicidad
Publicidad

Triplemanía XXVI dejó tras su paso la caída de una máscara, una cabellera y el cambio de manos del máximo título de Triple A.

Así es, el hijo del Fantasma perdió la máscara ante L.A. Park, Lady Shani rapó a la experimentada Faby Apache y Fénix es el nuevo megacampeón de la tres veces estelar.

El magno evento de Triple A lo encabezó la lucha estelar de Póker de ases en donde Psycho Clown, el hijo del Fantasma, L.A. Park y Pentagón Jr. apostaron sus máscaras en una lucha en jaula.

Los cuatro luchadores estuvieron dentro de la jaula, sin embargo Pentagón Jr. y Psycho Clown salieron de ella salvando su máscara.

Se retiró la jaula y quedaron en mano a mano L.A. Park en contra del hijo del Fantasma.

Todo mundo daba por hecho el hijo del Fantasma perdería la máscara en contra de Psycho Clown, pero sorpresa, no fue así.

La lucha entre L.A. Park y el hijo del Fantasma fue recia, con castigos de poder, ambos se atacaron dentro y fuera del ring.

Al final L.A. Park sorprende al hijo del Fantasma con un tacle del cual no se puedo levantar. L.A. Park lo cubre, vienen las tres palmadas del hijo del Tirantes y termina la lucha.

El hijo del Fantasma se llama Jorge Luis Alcantar Bolly, 34 años de edad y 18 como luchador profesional.

Hasta ahí todo bien, pero lo que verdaderamente estuvo mal fue la intervención del hijo del Tirantes en favor del hijo del Fantasma.

No había la necesidad de que el réferi intervenga en el encuentro siendo una lucha de apuestas.

Entiendo que su actuar es parte del espectáculo que ofrece Triple A, sin embargo la lucha no lo requería.

Tan no lo requería que debería de estar hablando más de la lucha de máscara contra máscara entre L.A. Park y el hijo del Fantasma y no del hijo del Tirantes y sus desafortunadas intervenciones en el encuentro.

Hay que apuntar algo importante, aunque el hijo del Tirantes haya intervenido y el objetivo era enardecer a los aficionados presentes y engancharlos en la lucha jamás tendrá la clase de su padre, el Tirantes, para hacer lo que hizo.

Luego del triunfo de L.A. Park en el máximo evento de Triple A apareció Dr. Wagner Jr., autonombrado ahora Rey Wagner, para retar al huesudo a una lucha de máscara contra cabellera para Triplemanía XXVII.

¿Qué?, ¿En serio Dr. Wagner? ¿Salir a retar a una lucha de apuestas a L.A. Park cuando nunca aceptaste la lucha de máscara contra máscara cuando aún tenías?

L.A. Park le dejó claro que una máscara se defiende a muerte aunque también aceptó el reto.

Sin embargo, creo que L.A. Park no debió aceptar ni tampoco creo conveniente que se realice.

Uno: porque con toda la experiencia y calidad de Dr. Wagner Jr.. su cabellera, que tampoco es una melena, no tiene el mismo valor que tenía su máscara.

Dos: porque la lucha de apuestas que valía la pena entre ambos luchadores era la de máscara contra máscara cuando Dr. Wagner Jr. aún la tenía, antes de perderla en Triplemanía XXV ante Psycho Clown.

Tres: porque la máscara de L.A. Park, tiene mucho más valor que la cabellera, o más bien el poco cabello, que tiene Dr. Wagner Jr.

L.A. Park, si lees esta columna a través de las redes sociales, no tienes la necesidad de apostar tu máscara en contra de Dr. Wagner Jr., tú ya eres una leyenda.

Si ésta es la apuesta de Triple A para Triplemanía XXVII como su evento estelar, honestamente es un encuentro que no generaría un interés importante para la afición y no lo digo por hacer menos la calidad de ambos luchadores, lo digo porque Dr. Wagner Jr. ya no tiene máscara y era lo que valía y porque la máscara de L.A. Park tiene mucho más valor para apostarla contra la cabellera del llamado Rey Wagner.

En la lucha semifinal de Triplemanía XXVI Fénix se convirtió en megacampeón arrebatándoselo a Jeff Jarrett.

El pronóstico se cumplió al coronarse Fénix como nuevo monarca de la tres veces estelar.

Desgraciadamente lo hizo con el conteo de Dr. Wagner Jr. con una playera de réferi quien apareció sorpresivamente en la lucha.

Entiendo perfectamente que la aparición de Dr. Wagner Jr. es parte de una historia generada anteriormente en Triple A pero Fénix debió ganar sin intervención de terceros porque calidad la tiene y lo ha demostrado.

La sorpresa de la noche la dio Lady Shani al rapar a la experimentada Faby Apache. Fue un muy buen encuentro, desgraciadamente se vio manchado con la intervención de Turus y el hijo del Tirantes.

Esperemos ahora qué nos depara Triplemanía XXVII.

cuachara_luchagor@hotmail.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.