• Regístrate
Estás leyendo: Quieren árbitros electorales a modo
Comparte esta noticia

De buena fuente

Quieren árbitros electorales a modo

Cristina Gómez

Publicidad
Publicidad

En Tamaulipas, desde los partidos políticos se hacen o dicen cosas que lejos de generar confianza entre la ciudadanía hacia las autoridades electorales, siembran dudas y contribuyen a la polarización que caracteriza a las actuales campañas políticas. Y a simple vista se observa que en el fondo no lo hacen porque desconfíen tanto de la autoridad electoral, sino para llevar agua a su molino, lo cual es reprobable. Desde que el Consejo General del INE intervino para quitar a Alfonso Torres Carrillo como secretario ejecutivo del Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) por sus vínculos con Acción Nacional, este partido mantiene una relación hostil con el titular del INE en la entidad, Manuel Trujillo Trujillo. Esto se reflejó en el fallido intento de debate de candidatos al Senado, donde el partido azul se la pasó cuestionando el manejo de Trujillo en la organización del mismo, al grado de llevar su sospechosismo a la mesa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ahí los magistrados les respondieron que el titular del INE había actuado correctamente y sin sesgos, durante las reuniones para acordar el encuentro. No conformes con ello exigieron en el propio Trife explicaciones de qué movía al árbitro electoral a querer realizar ese debate, en el que ellos, los panistas, consideraban había un interés de beneficiar a la candidata del PRI Yahleel Abdala. Poco después, también ante el Tribunal federal cuestionaron el grado de estudios que tiene el mismo presidente del Consejo Local del INE, todo lo cual deja entrever la intención de descalificar su labor. El PRI por su parte, desde que el Consejo General del INE los multó por irregularidades en su informe de fiscalización de gastos del 2016, ha arremetido también contra el Instituto Nacional Electoral, afirmando que los quieren sacar de la contienda y que no hay equidad, porque los descuentos que les están haciendo para cubrir la sanción, los está dejando sin dinero en plenas campañas electorales. Y es que el tricolor vive la peor crisis económica de su historia, desde la oposición y ve al INE como culpable de sus males, al “confabularse” para perjudicarlos, lo cual no es así. Para cerrar con broche de oro, Morena pide que el INE atraiga la elección, reflejando desconfianza al Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) que ve cargado hacia la cancha blanquiazul. Es así como los partidos con mayores posibilidades en las elecciones del 1 de julio pretenden usar a los órganos electorales a su conveniencia, queriendo arrastrarlos en su guerra. Y todo porque no se doblegan a sus intereses. Las autoridades electorales no han dado señales de querer beneficiar a un partido o coalición alguna. Que los partidos asuman que las autoridades electorales no están a su servicio. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.