• Regístrate
Estás leyendo: Jalón de orejas en el PAN
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 21:54 Hoy

De buena fuente

Jalón de orejas en el PAN

Cristina Gómez

Publicidad
Publicidad

Quien manda en el PAN en Tamaulipas, seguramente llamó a cuentas a aquellos operadores que afirmaban que todo estaba planchado en el séptimo distrito con respecto a la candidatura de Tino Lee Rodríguez.

El primer panista del estado les ha de haber jalado las orejas, porque no es posible que a estas alturas del partido se les cayera la postulación para diputado federal por el distrito con cabecera en Madero.

Minimizaron la impugnación que llevó Cuitláhuac Ortega al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación donde, por cierto, Acción Nacional lleva varios juicios perdidos en el actual proceso electoral.

Dejaron solo a Tino Lee después de que le tocó bailar con la más fea, al darle una candidatura que siempre estuvo prendida con alfileres. Él, que ha sido un militante fiel y ha hecho talacha para el PAN por años.

No lo arroparon jurídicamente. Del juicio que se siguió en la Sala Regional del TEPJF, Lee Rodríguez se defendió como Dios le dio a entender y reconoció ser un militante panista, dándole la razón a quien lo impugnaba.

Lo que mal empieza, mal acaba. El acuerdo original de la coalición establecía que como parte de la alianza Por México al Frente (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano) en Tamaulipas, al sol azteca le correspondía designar candidato en Madero.

Vino luego un pacto entre las dirigencias nacionales del PAN y PRD para distribuirse varios espacios que, aunque hubieran quedado del PRD, iban a ser para el PAN.

A decir de militantes del sol azteca, este acuerdo violentaba sus derechos, pues se arreglaban arriba y a ellos no les decían nada.

Así las cosas, la dirigencia nacional del PRD intentó “reservar” la candidatura del séptimo distrito, lo que significa que los militantes internos no participan, nada más los externos.

Ortega Maldonado impugnó este acuerdo porque se tenía como fecha para reservar el 5 de diciembre y quienes firman la reserva fueron electos el 9 ó 10 del mismo mes.

Gana la impugnación y se quita la reserva, quedando la designación para puros internos, por lo tanto, el candidato debió haber sido alguien del PRD.

Y suponiendo que la convocatoria dijera que también podía participar un externo, Lee no tenía esa calidad, porque no había renunciado a Acción Nacional.

Si por acuerdo cupular se quería ceder a Acción Nacional la candidatura, debió entonces postularse a un panista en sus propios espacios, no en los del sol azteca.

Alguien en el PAN manejó el caso con error tras error, dándole malas cuentas al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Parece ser que los derechos de los militantes son sagrados. Y todos los partidos le han fallado a su militancia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.