• Regístrate
Estás leyendo: Mayoría comprometida
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 01:03 Hoy

Números al aire

Mayoría comprometida

Claudia Hidalgo

Publicidad
Publicidad

Este sábado se instala la nueva Legislatura del Estado de México en la que se espera un escenario distinto, con una oposición fuerte que contribuya al equilibrio e impida que una persona o un partido imponga su visión y misión por encima de los intereses de 16.6 millones de mexiquenses.

Los números no ayudan y al final son los que definirán los temas torales, pero eso no impide que la oposición y en general las nueve fracciones parlamentarias hagan un papel digno, honesto, donde el objetivo sea la entidad y no sus partidos, carrera política o tranquilidad económica.

Los números no son totalmente favorables al partido tricolor. Con los 34 diputados que tiene no le alcanza ni para una mayoría simple que demanda 39 votos. Esto lo tiene muy claro, por eso la unión con el llamado Partido Verde y Nueva Alianza, quienes por cierto han salido muy caros a la ciudadanía porque no tiene sentido mantener partidos aparentemente distintos que al final resultan iguales.

Sería más congruente que se afiliaran al tricolor y acabara la simulación a la cual entró Encuentro Social, que por milagro alcanzó tres curules al presentarse como un partido eminentemente ciudadano y antes de empezar la batalla entregó sus votos al partido en el gobierno.

Entre los cuatro sí alcanzan la mayoría simple para aprobar diversas iniciativas, pero no logran mayoría calificada para las reformas constitucionales, desaparición de municipios o nombramiento del procurador y mucho menos el nombramiento de un gobernador. Para eso se requiere el apoyo de dos terceras partes, es decir 50. Les faltan ocho que ni sumando a los cuatro legisladores del Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano alcanzarían.

Los temas fundamentales deberán ser consensuados con la mayoría de los diputados, lo cual no resulta imposible conociendo el oficio priista y los alfiles que tiene en la Cámara.

Es claro que sin la oposición podría sacar adelante muchos puntos con su grupo y, de ser necesario, lo hará, pero también ha sido notorio su gusto por la unanimidad por lo que ello representa.

La cercanía del proceso electoral hace que las tres principales fuerzas y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) traten de mover las piezas a su favor desde el inicio de la LIX Legislatura del Estado de México.

El partido de Andrés Manuel López Obrador tiene que hacer un papel digno si quiere consolidarse como la verdadera oposición. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) necesita hacer lo suyo si no quiere ir mermando su identidad, sobre todo cuando todo parece indicar que su candidato a gobernador saldrá de las filas de esta bancada. El Partido Acción Nacional (PAN) también necesita reposicionarse.

Es de esperarse que dos o tres priistas, que desde hace tiempo sienten que están ungidos como sucesores, deben tratar de congeniar y llevar una excelente relación con todos sus pares, sobre todo de la oposición, porque si algún diputado del Revolucionario Institucional (PRI) llega a la gubernatura, sus ex compañeros le podrían poner muchos obstáculos que debilitarían sus primeros dos años de gobierno.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.