• Regístrate
Estás leyendo: En la recta final del Edomex
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 09:47 Hoy

Números al aire

En la recta final del Edomex

Claudia Hidalgo

Publicidad
Publicidad

En dos semanas la administración En Grande de Eruviel Ávila Villegas llegará a su fin con varios pendientes, uno de ellos es la deuda que hereda a la siguiente administración. Son cerca de 40 mil millones de pesos, sin contar los compromisos multimillonarios que se arrastran desde la administración de Enrique Peña con los llamados PPS que comprometen a la entidad a hacer pagos anuales hasta el 2035.

En seis años, la deuda de la entidad creció 41.46 por ciento al pasar de 28 mil 271.5 millones a 39 mil 995.3 millones en el primer trimestre del año, que han ido aumentando hasta la fecha y la convierten en el monto más alto de los últimos 20 años.

El débito no se justifica en una entidad tan rica como el Estado de México, con un presupuesto que creció de manera considerable en este sexenio y este 2017 supera los 260 mil millones de pesos. Menos cuando, fuera de lo proyectado, el gobierno recibió excedentes por 267 mil 594.8 millones de pesos.

La cantidad reportada en sus cuentas públicas como excedentes entre el 2011 y 2016 representa todo un año de presupuesto para el Estado de México que ninguna entidad ha tenido, pero al parecer no fue suficiente para atender las necesidades de los mexiquenses y por ello recurrieron al endeudamiento que al final representa gastos de los cuales no se hace responsable esta gestión sino la siguiente.

En comparación con el monto de ingresos que hoy tiene la entidad la deuda no resulta lesiva, pero nadie puede asegurar que estos ingresos se mantengan durante los siguientes años y que el cumplimiento de estos compromisos no pongan en jaque las finanzas públicas en algún momento. Si se sigue en esta tendencia pronto va a ser un gran problema.

Si se tiene un buen presupuesto, además de excedentes multimillonarios y una inversión del gobierno federal sin precedentes, la pregunta es ¿por qué hizo falta más dinero? La respuesta es porque gastaron de más, se salieron de la planeación, se echó la casa por la ventana sin control.

El punto es que no se ve el beneficio social. No hay una referencia específica del destino de esos 11 mil 700 millones de pesos. Nadie puede palpar el pedir recursos hoy y pagar el doble o triple mañana, el destinar millonarias cantidades anuales al pago del servicio de la deuda cada año y seguir pidiendo, cuando la caja presuntamente está llena.

Lejos de presumir grandes logros en el último informe de gobierno se deben reconocer los pendientes, sobre todo en la parte nodal de cualquier administración: sus finanzas, porque se recaudó poco, se gastó mucho y se avanzó poco.

De los municipios ni hablamos. Su salida siempre ha sido la más sencilla: pedir prestado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.