• Regístrate
Estás leyendo: 192 aniversario del Estado de México
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 03:51 Hoy

Números al aire

192 aniversario del Estado de México

Claudia Hidalgo

Publicidad
Publicidad

El Estado de México cumplió 192 años de su fundación, pero no ha dejado atrás grandes problemas y carencias. No en el centro ni en el Valle de México, que como quiera están visibles y presentes, a diferencia del sur y el norte, donde no hay oportunidades para todos sus habitantes.

Igual que ocurre a nivel nacional, como en cada uno de los estados del país y municipios, el centralismo se reproduce sin remordimiento alguno. Hay favorecidos y olvidados. Hay opciones y puertas cerradas. Hay sueños y pocas esperanzas.

En cada región parece haber zonas olvidadas, donde las acciones no han sido suficientes. En los municipios del sur sigue el éxodo, no solo por la llamada tradición migratoria, sino por la falta de empleo y opciones de subsistencia; las encuestas indican que los jóvenes de esa región se sienten excluidos y tienen mucha razón.

Han llevado opciones escolares pero al finalizar no hay dónde ejercer esas profesiones. No hay vías de comunicación, hospitales, especialistas, mucho menos seguridad.

El norte, como sea, tiene cerca al estado de Querétaro y zonas industriales, lo cual les da una visión distinta, aunque no óptima, como tampoco al oriente que es otro tema aparte. El sur solo tiene cerca entidades como Michoacán y Guerrero donde las condiciones son más preocupantes.

En el sur gobiernos van y gobiernos vienen, tanto municipales, como estatales o federales, y las cosas siguen igual o quizá peor, porque los pocos recursos que tenían se han ido agotando.

Las acciones siempre se han dirigido en mayor medida a donde está el grueso de la población, generando mexiquenses de primera, otros de segunda y hasta de tercera. En la zona conurbada al Distrito Federal están las grandes obras, al igual que en el Valle de Toluca, justificadas por el impacto poblacional.

Pronto Toluca quedará a 25 minutos de la ciudad de México, a través del tren. Mientras, Tlatlaya sigue a dos horas y media de la capital mexiquense. Simplemente, Tlatlaya de Tejupilco está a 50 minutos. Las diferencias son visibles desde cualquier punto de vista.

Y no se trata solo de equidad, sino de justicia, de solidaridad, de visión. Este es uno de los grandes retos a quien nadie le ha querido ni ha podido entrar aunque en campaña se escucha mucho. Igualdad de oportunidades y desarrollo para todas las regiones.

Los grandes conflictos en este mundo, en su mayor parte, han crecido en sectores olvidados, marginados, menospreciados.

Quienes aspiran a gobernar esta entidad deben tener claros que el Estado de México no es Toluca, ni Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan o Huixquilucan, son 125 municipios que juntos deben salir adelante.

Quizá no sea tiempo de pensar en la sucesión, pero sí es tiempo de preparar una oferta viable y realizable. No es una tarea fácil, tampoco 192 años han pasado en un abrir y cerrar de ojos.

Necesitamos que haya piso parejo para todos los mexiquenses porque la pobreza duele; el olvido lastima, pero la indiferencia agrede.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.