• Regístrate
Estás leyendo: Laberinto
Comparte esta noticia

Crónicas Chuchianas

Laberinto

Chucho Meza

Publicidad
Publicidad

Minotauro. Creta. Son las referencias clásicas que se nos vienen a la mente cuando escuchamos la palabra laberinto. Algunas historias (¿leyendas) griegas hacen mención de este lugar para diferentes momentos, pero la idea es la misma: estar ahí para perderse una y otra vez, por y para siempre.
Según lo he visto, cuando el mundo de la negocia nos plantea retos aparentemente insondables, llegamos a sentirnos como en el centro de un laberinto: aparentemente tenemos un conjunto de opciones, caminos, alternativas, soluciones; pero resultan poco claras como para aventarnos a decidir por alguna de ellas. Nos falta información, o alguna referencia objetiva.
Es fácil decir que siempre hay una solución para cada laberinto; sin embargo, no todas serán las más sencillas ni convenientes. Incluso, muchas vendrán de analizar la situación de manera poco tradicional, ya sabes, pensando fuera de la caja. Por ejemplo, Dédalo pasó mucho tiempo buscandola manera de salir del laberinto donde fue encerrado junto con su hijo Ícaro, y la encontró un día al alzar la vista y descubrir las aves.
En tu negocio, tus laberintos son una consecuencia de las decisiones que has tomado y que te han puesto en ese lugar, y más allá de considerarlos un problema, debieras tratarlos como un reto, una oportunidad de llevar a tu empresa a un siguiente nivel. Puede que sientas que no tienes apoyo ni recursos para librar la situación, pero una primera opción es mirar de nuevo a tu alrededor y buscar apoyo; nadie dijo nunca que debes enfrentar el laberinto solo.
Cámaras, asociaciones, universidades, asesores, ‘coaches’… el menú de alternativas para salir de tu ‘problemita’ está ahí, a la mano, y es cuestión de evaluarlas y tomar una decisión consciente y trabajarla perfectamente al interior. Y para ello, la gestión eficiente y la comunicación clara y precisa son fundamentales. No te vaya a pasar lo que a Dédalo con Ícaro. Seeee...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.