• Regístrate
Estás leyendo: "Rectificación" de la ratificación
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 09:31 Hoy

Francotirador

"Rectificación" de la ratificación

Celso Mariño

Publicidad
Publicidad

La ratificación de mandato del domingo pasado dejó una gran cantidad de información digna de desglosar, pero, claro, con el asegún general de que fue realizado con las reglas y por organismos creados directamente por los mismos evaluados.

Según los recuentos oficiales María Elena Limón, de Tlaquepaque, obtuvo el 92.8% de los votos por el sí ratifico, quedando en primer lugar de aceptación en la Ciudad (ojo, no olvide las reservas que le dije). El de Tlajomulco, Alberto Uribe, quedó en segundo con 91%; en tercero el zapopano Pablo Lemus con 89% y en cuarto el tapatío Enrique Alfaro con 87%.

Estos porcentajes son lo que ellos quieren proyectar: “de los que acudieron a votar, la mayoría los apoya”. Sin embargo, hay otro indicador interesante: el nivel de rechazo de acuerdo a sus propios números: en zona metropolitana el primer lugar en “no ratifico” se lo llevó Alfaro, con el 12.6 por ciento de los votantes; en segundo Lemus con 10%, seguido de Uribe 9% y en último lugar Limón, con 7.3% (esto no lo han destacado los ayuntamientos involucrados).

Pero hay otro indicador más importante: ¿cuántos avalaron con el “sí ratifico” esta vez, comparándolo con la votación que los llevó a ser alcaldes hace dos años en las elecciones del 2015? Porque estó sí es una ratificación.

En esto, el orden cambia. Uribe logró que acudieran a refrendarlo el equivalente al 38.2% de los que votaron por él en 2015, casi cuatro de cada diez, una cifra muy considerable incluso si lo vemos solo como su capacidad de movilización (aún si fueran sus cuadros y aliados políticos), o si fueron ciudadanos convencidos de ratificarlo.

El segundo lugar sería para Limón a quien la refrendó el equivalente al 26% de los que votaron por ella en 2015 (con sus reservas, ya diremos por qué). Por lemus fue el 21% y Alfaro 19.5%.

Ojo, en Tlaquepaque extrañamente se detectaron casos de acarreo de votantes y casillas en las que se agotaron las boletas en tiempo récord, lo que hace presumir que hubo una operación que afectó drásticamente los resultados.

Si revaloramos los datos resalta Alberto Uribe quien logró destacar como el mejor refrendado por sus votantes (2017 vs 2015); el segundo más ratificado (con el 91%) y el penúltimo en rechazo.

Otro aspecto relevante es que a pesar de las alianzas políticas que hicieron previamente los alcaldes Alfaro y Lemus con el Grupo Universidad, no hubo una abrumadora votación, lo cual se evidenció al quedar sin uso alrededor del 50 por ciento de las boletas.

Lo que también se confirmó fue el nivel de compromiso con la causa de Alfaro de parte de directivos universitarios, al grado de publicitarse el voto del rector Tonatiuh Bravo a favor de la ratificación del tapatío... quizá el resultado más relevante de esta rectificación de alianza políticas.

celso03@icloud.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.