• Regístrate
Estás leyendo: Días de guardar II
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 15:01 Hoy

Malas compañías

Días de guardar II

Celeste Ramírez

Publicidad
Publicidad

Se aproximan los días de guardar.

La semana santa de viacrucis y duelo. De reflexión y visita a las siete casas, de cruces y tres caídas, de palmas bendecidas. De romeritos y bacalao. De penitencia sin azúcar y Judas colgados y quemados.

Es la semana de procesiones del silencio, de misas de cirios y lava pies. Semana de Magdalenas y Marías, de Cristos de Ixtapalapa, de fariseos y resurrección.

Semana de vientos y lluvias.

Son días de guardar frente al televisor con los mártires del calvario, los benhur, los marcelinos y los manueles, de rey de reyes.

Semana de los Enrique Rambal, los Charlton Heston, los Pablito Calvo, los Leonard Mann, los Jeffrey Hunter, hasta llegar a los Mel Gibson y su cristo ensangrentado.

Semana en la que nos debatimos entre escuchar cantando a Yvonne Elliman y su I Don't Know How to Love Him (Jesucristo Superestrella) o la mítica: If I Can't Have You (Fiebre de sábado por la noche). (El ipod y yo seleccionaremos la segunda: I Don't Want Nobody Baby.)

Es la semana para los sueños de mar a la mexicana: de playas en la ciudad, en la azotea o en el jardín. De Acapulco o Cancún; semana santa de caminata y baile en Malinalco, del balneario municipal en Ixtapan de la Sal o Tonatico, de almuerzos en Tenango o Tenancingo.

Es semana santa de crisis en el bolsillo, de risas y cervezas. Es la semana de primavera. Sin calcetines, con mezclilla y algodón.

Es la semana santa, las vacaciones, las primeras del año. Semana santa para vivir la vida loca con valentía. Semana santa para cantar. Semana santa de mariposas amarillas y margaritas (flores o coctel, como se requiera).

Es semana santa para leer a Taylor Caldwell con Yo, Judas; José Saramago y su Evangelio según Jesucristo; a Norman Mailer y El Evangelio según el Hijo.

A Nikos Kazantzakis y su polémica La última tentación de Cristo. La versión fílmica de Martin Scorsese, que al igual que otros clásicos, se encuentra en el servicio de televisión online Clarovideo. En Netflix también es amplía la oferta de películas y series sobre temas bíblicos. Hay para todos los gustos.

Semana santa para leer la saga de Dan Brown (que tanto entusiasma al Vaticano y al Opus Dei); entre ellas El Código Da Vinci, con su tesis ficción sobre la descendencia de Jesucristo; Ángeles y demonios; así como la más reciente y recomendable El Origen.

Felices vacaciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.