• Regístrate
Estás leyendo: Turbulencias
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 00:05 Hoy

Al Derecho

Turbulencias

Carlos A. Sepúlveda Valle

Publicidad
Publicidad

En los últimos meses se han producido cambios significativos en diversas regiones del mundo sin importar la forma de gobierno, tanto en regímenes de carácter parlamentario (como España e Italia) o de tipo presidencial, ya sea como resultado de elecciones o de destitución de presidentes por parte del Congreso son varios los casos en los que ha habido una recomposición política importante.

En España la moción de censura que presentó el PSOE (mecanismo previsto en la Constitución para destituir y formar un nuevo gobierno) salió adelante y provocó la caída del gobierno presidido por Mariano Rajoy del Partido Popular. La razón determinante de la decisión que tomaron 180 de los 350 diputados fue la sentencia dictada por la Audiencia Nacional en el caso “Gurtell” en la que se condenó a varios años de prisión a importantes dirigentes del partido del gobierno, pero éste no es un caso aislado, está pendiente de que se dicten sentencias en varios juicios que se siguen en contra de dirigentes del PP por actos de corrupción.

En Italia ha habido 65 gobiernos diferentes en 69 años, de 1949 al 2018 sólo seis gobiernos han superado dos años de duración y en los últimos cinco años ha habido cuatro primeros ministros; por eso ha sido todo un acontecimiento que después de tres meses de celebradas las elecciones, con muchas dificultades y grandes sorpresas, por fin se haya podido integrar el gobierno nacional que será presidido por un profesor de derecho absolutamente desconocido en el mundo de la política y quien al parecer no milita en ningún partido, hecho sorprendente ya que a la elección se presentaron veinte partidos políticos, algunos de ellos coaligados.

En Perú hace tres meses el presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski fue acusado de actos de corrupción, por lo que momentos antes de que fuera destituido por el Congreso decidió renunciar al cargo, y se sumó a los cinco últimos presidentes de esa nación que enfrentan cargos de corrupción, tres de ellos en la cárcel y dos prófugos.

En Paraguay el presidente Horacio Cartes concluye su mandato el 5 de agosto, hace diez días presentó su renuncia porque quiere asumir el cargo de senador, todo indica que el Congreso no se la va aceptar, pero de cualquier manera ya provocó una turbulencia innecesaria. Sorprende leer en la biografía del señor Cartes que en 1985 fue condenado por una estafa millonaria en contra del Banco Central, que estuvo prófugo cuatro años y que en el 2008 su juicio fue sobreseído por la Corte. Así mismo en Wikileaks se afirma que fue investigado por la DEA por lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas, que realizaba negocios ilegales con las FARC y que en año 2000 fue detenida una avioneta en un rancho de su propiedad que cargaba más de 300 kilos de marihuana y 20 kilos de cocaína.

A las turbulencias políticas del Brasil se agregan los problemas sociales, el prolongado paro de camioneros que tanto afectó a ese país es apenas una expresión de los muchos conflictos que allá se viven, los casos criminales derivados de la operación Lava Jato que tienen en la cárcel a decenas de funcionarios públicos, propietarios y directivos de la empresa Odebrecht y al mismísimo ex presidente Inacio Lula da Silva, quien no obstante estar compurgando una condena de 12 años se sostiene como el principal candidato a la presidencia en las elecciones de este 2018, son apenas una muestra de esa polarización.

Del presidente Michel Temer, quien sustituyó a Dilma Rousseff después de que esta fuera destituida por mala administración se puede decir que al parecer el remedio resultó peor que la enfermedad ya que no solo es el mandatario más impopular del orbe (tiene cero de popularidad) sino que es probable que después que concluya (1 de enero del 2019) sea procesado, tiene varias denuncias penales en su contra.

Las crisis derivadas de las elecciones en Honduras y en Ecuador, así como la situación de los ex presidentes de Guatemala, El Salvador y Panamá también son importantes.

En el caso de México, el mecanismo más idóneo para resolver los conflictos políticos han sido los procesos electorales, al igual que nosotros en América Latina en este 2018 ha habido y habrá elecciones presidenciales en Venezuela (proceso que ha sido rechazado en todo el mundo), Costa Rica, Paraguay, Colombia y Brasil. También Cuba estrenó presidente hace unos meses.

Las turbulencias que se han producido son ejemplos de crisis institucionales que han tenido soluciones constitucionales. De ahí la importancia de que en las leyes se prevean mecanismos que permitan dar cauce a expresiones de inconformidad y a la exigencia de cambiar gobiernos o de sustituir gobernantes en los casos de manifiesta incompetencia o descarada deshonestidad.

csepulveda108@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.