• Regístrate
Estás leyendo: Seguridad: la nada, lo poco, lo peor
Comparte esta noticia

Duda razonable

Seguridad: la nada, lo poco, lo peor

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Pues ya hay plan –amanecí generoso–.

Lo peor: camina en sentido contrario de todo lo que hemos aprendido en estos años trágicos.

Doce años de militarización, donde el Ejército y la Marina han sido los verdaderos protagonistas de la lucha contra la delincuencia organizada con los resultados que están a la vista, convencieron al Presidente electo y su equipo de que esa era la ruta para seguir, la misma con esteroides, mucho más de lo mismo, pero ahora hacerlo con todas las de la ley. Como si el problema hubiera sido la ley. En el camino, acabando con la única corporación policíaca civil, la Policía Federal y diciéndoles a esos 30 mil elementos que fundamentalmente no sirven para nada y ahora se someterán a la disciplina castrense, que en la teoría de la 4T esos sí son buenos y eficientes y además les van a ordenar, ahora sí, ser así. Suerte.

La(s) nada(s): ¿cincuenta mil elementos en la Guardia Nacional? Pues si hago cuentas no son nada, o más bien son lo mismo. Si uno suma los elementos de la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Naval, pues nos dan más o menos 50 mil. Es decir, lo que hay. Por cierto, en los peores tiempos de Calderón se desplegaron hasta 60 mil efectivos del Ejército mexicano, y ya vimos qué bien nos fue. Ánimo con eso.

Es la idea del próximo gobierno que en asuntos de seguridad la justicia no existe. Así. No hay una sola mención, por ejemplo, a policías ministeriales, el enorme cuello de botella del sistema, gran creador de impunidad. Por ahí se dice que harán de los elementos de la Guardia Nacional, auxiliares del MP. No pues mucha, mucha suerte ahí.

Y por supuesto, no existe lo local. Nada, cero. Ahí donde caen la mayoría de los delitos. Bueno, soy injusto, sí los invitan a unas juntas mañaneras donde todo se va a arreglar. Nada hay de policías municipales ni estatales ni fiscalías estatales. Nada. Será que no les dio tiempo.

Lo poco: se habla de acabar con la prohibición de la droga, pero se mete un farragoso párrafo sobre de cómo Estados Unidos no quiere y tendrá que ser bilateral. Se habla de prevención, cárceles y reinserción –sin cómos–.

¡Hey!, ánimo, se va a erradicar la corrupción.

@puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.