• Regístrate
Estás leyendo: ¿Ruiz Esparza necesita que alguien se hinque?
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 05:35 Hoy

Duda razonable

¿Ruiz Esparza necesita que alguien se hinque?

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

El 9 de julio tres jóvenes murieron arrollados por un tráiler de doble remolque en la carretera México-Acapulco. Una joven más sigue en estado crítico. Hilda Caballero, madre de Patricio Floresmeyer, uno de los fallecidos, pide en una carta en change.org que se prohíba la circulación de estos vehículos.

Nada dice la SCT.

Todos los días en alguna parte del país uno de estos monstruos provoca un accidente. La historia de por qué siguen circulando es una que de muchas maneras define a este gobierno.

En 2013, después de una serie de accidentes similares, entrevisté al entonces director general de Autotransporte de SCT, Federico Domínguez. Llegó indignado y con datos en la mano. El nuevo gobierno no entendía cómo éramos uno de los países del mundo que permitía a estos vehículos circular. Lo cambiarían. Me trajo comparativos internacionales de cuánto peso se permitía a los vehículos de doble caja, llamados fulles, y qué largo se permitía a todo tipo de autotransporte. México era el país que más peso y camiones más largos permitía en sus carreteras. México también estaba y está en el top 10 mundial de más muertes en carretera. Me dijo en 2013 que la secretaría estaba dispuesta a revisar todo esto, que se convocaría a un panel de expertos y se revisaría la normatividad, en este caso la NOM-012.

Se hizo el panel, se dialogó con transportistas. Un año después, la SCT propuso una nueva norma.

¿Qué peso permitía a los fulles la norma anterior? 75.5 toneladas.

¿Qué peso permite la nueva norma a los fulles? 75.5 toneladas.

¿Qué largo máximo permitía a los fulles en autopista la norma anterior? 31 metros ¿Qué largo permite a los fulles en autopista? 31 metros

Y así, todos los pesos y los largos quedaron iguales.

Un año después el mismo Federico Domínguez me dijo que “el panel señaló que no hubo información estadística sólida que pudiera señalar qué tipos de accidentes y causas eran por ese peso”. También me dijo que se tuvo que hacer un balance entre productividad y seguridad. Es decir, las cuentas de banco de los transportistas.

En 2014, explicando esto, escribí que los tráileres de 75 toneladas nos habían arrollado. Como sucedió el 9 de julio en el libramiento de Cuernavaca.

Escucho en la radio el dolor de doña Hilda Caballero y me pregunto si una petición en change.org será suficiente o hay que usar el nuevo método: hincarse frente a un secretario.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.