• Regístrate
Estás leyendo: No es Castillo, es el dinero, el mucho dinero
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:48 Hoy

Duda razonable

No es Castillo, es el dinero, el mucho dinero

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

¡Qué tranquilidad! Frente a los resultados en Río, ya tenemos un villano, un culpable. Si no fuera por Alfredo Castillo, nuestros atletas se hubieran cansado de recibir medallas. En un año jodió el exitosísimo deporte olímpico mexicano.

En noviembre del año pasado, durante la primera bronca de Castillo con las federaciones deportivas mexicanas, escribí que el problema no era Castillo, sino la manera en que han transado con el dinero público las federaciones. Yo sigo convencido, aunque entiendo que soy minoría.

En los últimos 15 años, las federaciones deportivas mexicanas, organismos privados constituidos como asociaciones civiles, han recibido del erario miles de millones de pesos. La única que sobreviviría sin esos recursos es la de futbol. Castillo quiso medir resultados y opinar sobre cómo es que se gasta ese recurso público a través de manos privadas.

Podemos debatir si es la Conade la que debe decidir los aspectos deportivos; podemos estar de acuerdo en que las formas de Castillo, usaré un eufemismo, no son las mejores, pero me parece irrebatible que tenemos derecho a saber cómo estas federaciones se han gastado millones y millones de pesos en las últimas décadas. Por cierto, la opacidad de las federaciones respecto a la utilización de recursos públicos es casi norcoreana.

Eso sí, cuando alguien les pregunta, los privados se escandalizan. “¡Injerencia gubernamental!”, gritan y estiran la mano: Denme mi dinero y no pregunten. Como si a un constructor se le dieran recursos y él decidiera de dónde a dónde va la carretera o cuántos carriles tiene. Cuando Castillo declara que la Conade es sobre todo una agencia de viajes, algo de razón tiene.

El 75 por ciento de las medallas olímpicas logradas a lo largo de toda la historia se concentran en cinco deportes: clavados, boxeo, atletismo, hipismo y taekwondo. ¿Y la otra veintena de federaciones? Ahora sí que literalmente no es gratuito que los presidentes de federaciones duren más que líderes sindicales charros. Se aferran, más allá de cualquier resultado, a la lana.

Lo escribí en noviembre: las federaciones la tienen fácil: publiquen en qué se gastan el dinero que les da el gobierno, en qué se lo han gastado. Y luego lo medimos contra sus resultados.

Lo otro es hacer como solemos hacer. Que se vaya Castillo abucheado, que siga corriendo la lana sin saber quién se la queda o cómo y esperar cuatro años para seguir quejándonos.

Twitter: @puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.